lunes 16/5/22

Las cotizaciones a la Seguridad Social en Cantabria no logran cubrir el pago anual de las pensiones de jubilación en la región, según ha informado esta semana el diario Público. La comunidad autónoma cántabra presenta un desfase de 159 millones de euros anuales, que se multiplicarían varias veces si se tienen en cuenta otras prestaciones, como las de viudedad, maternidad o baja laboral.

Pero la situación de Cantabria no es única, y es que 15 de las 17 regiones española (toda a excepción de Baleares y Madrid) registran este déficit. Además, las comunidades autónomas de la cornisa cantábrica: Galicia, Asturias, Cantabria y País Vasco, además de Castilla y León son las cinco comunidades que no lograrían asumir su factura de jubilaciones si dependieran exclusivamente de sus cotizaciones al sistema.

Tal y como aseguran en Público, las razones de este déficit se deben a una combinación de factores: el envejecimiento de la población (Cantabria tiene 149 habitantes de más de 65 años por cada 100 menores de 16 años), la baja tasa de población activa (el 55,15% frente a la media nacional del 58,88%) y la dependencia del mercado laboral del precario sector servicios hacen que las cotizaciones al sistema en la región no dejen de disminuir cada año, tal y como también subrayan desde CCOO de Cantabria.

El sindicato también señala que Cantabria es la cuarta comunidad autónoma con una mayor tasa de envejecimiento, sólo por detrás de Asturias, Galicia y Castilla y León, y también es la cuarta región con peor tasa de natalidad, con sólo 690 nacidos por cada 1.000 personas fallecidas, sólo por encima de Asturias, Castilla y León, Galicia.
A finales de 2017 había 209.000 personas afiliadas a la Seguridad Social en Cantabria de las que el 76,39% lo estaban en el Régimen General. De estas personas, un 74,78% pertenecen al sector Servicios, “que es el que peor paga y menos cotiza”, señalan desde CCOO.

Comentarios