miércoles 12/5/21
LABORAL

CCOO y UGT seguirán movilizándose hasta que el Gobierno aborde la subida del SMI y las reformas laborales y de pensiones

Reunión de los secretarios de UGT y CCOO Cantabria, Miguel Carmona y Carlos Sánchez, con la delegada del Gobierno, Ainoa Quiñones
Reunión de los secretarios de UGT y CCOO Cantabria, Miguel Carmona y Carlos Sánchez, con la delegada del Gobierno, Ainoa Quiñones

Los sindicatos UGT y CCOO de Cantabria mantendrán las movilizaciones hasta que el Gobierno aborde la subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) y la derogación de las reformas laborales y de pensiones. Las próximas protestas serán el 11 de abril y el 1 de mayo, y los días 11 de cada mes.

Así lo han anunciado los secretarios generales de ambos sindicatos, Mariano Carmona (UGT) y Carlos Sánchez (CCOO), que han entregado este jueves un escrito a la delegada del Gobierno en Cantabria, Ainoa Quiñones, para instar al Gobierno a cumplir con la agenda de reformas sociales en relación con las pensiones y el empleo y la subida del SMI en el marco de la campaña 'Ahora Sí Toca'.

Quiñones les ha trasladado la "hoja de ruta clara" del Gobierno de España en defensa de los trabajadores y de unas pensiones dignas, así como para impulsar reformas "que deroguen las reformas laborales con las que el Gobierno del PP aumentó la precariedad, la temporalidad y la falta de derechos" de los trabajadores.

Los sindicatos rechazan "de plano" las argumentaciones que "se están dando de la condicionalidad de ese tipo de políticas", que consideran "una tomadura de pelo"

Por su parte, Sánchez y Carmona han manifestado que los sindicatos rechazan "de plano" las argumentaciones que "se están dando de la condicionalidad de ese tipo de políticas", que consideran "una tomadura de pelo", y no están "dispuestos a asumir que se condicionen a la llegada de los fondos europeos, que vienen para relanzar la economía y hacer un sistema más solidario, no para lo contrario". A su juicio, es el momento de frenar "el mayor ataque a la clase trabajadora" tras varios años "de aplazamientos". Ahora, según han dicho, "nos vamos recuperando poco a poco" de esta situación que ha impuesto el Covid y es momento de empezar a abordar procesos que se paralizaron al inicio de la pandemia en el ámbito del dialogo social.

Los sindicatos han centrado sus reivindicaciones en tres aspectos: el SMI, cuya congelación "no tiene ni pies ni cabeza en esta situación de grandes desigualdades, brechas salariales y pobreza"; la reforma laboral, que es "una máquina de destruir empleo y de generarlo de mala calidad y precario"; y la reforma de pensiones, que condena a las personas a "pensiones de miseria", han incidido Sánchez y Carmona.

Por todo ello, han señalado que estos meses se han dado "situaciones tan inasumibles como inaceptables" para conseguir una recuperación "con cohesión y equidad social", como la congelación del SMI, la negativa del Gobierno a la derogación de la reforma laboral de 2012 y los anuncios de cambios en la política de pensiones. Al respecto, los dirigentes CCOO y UGT han recordado que la subida del SMI hasta que alcance el 60% de la media salarial y la derogación de las reformas laborales y la de pensiones de 2013 son "objetivos irrenunciables" para ambos sindicatos.

Para Carmona, se tendrán que abrir mesas de negociación para llegar a acuerdos, "pero si por la vía del diálogo y el trabajo no se consiguen revertir estas medidas, irremediablemente tendremos que entrar en otra fase", ha advertido. En este sentido, Sánchez ha asegurado que van "a mantener la tensión y, si no cambian las cosas, los sindicatos tienen "la voluntad inequívoca de movilizar a la gente".

"HOJA DE RUTA" DEL GOBIERNO

Por su parte, la delegada del Gobierno ha agradecido a los sindicatos su "voluntad de dialogar, de acordar y de alcanzar consenso para afrontar el futuro en la mesa de diálogo social", y ha señalado que para avanzar en la "hoja de ruta" del Gobierno en materia laboral es "fundamental" contar con todos los agentes sociales, políticos y económicos "porque de esta crisis solo podremos salir unidos".

En cuanto a las demandas de los sindicatos, ha apuntado que, en materia de pensiones, el gasto público ha subido un 2,3% respecto a 2020, con las subidas del 0,9% en las pensiones contributivas y del 1,8% en las pensiones no contributivas. "Hemos pasado de la dictadura del 0,25 a la que tenía sometido a los pensionistas el Gobierno anterior, a una subida de las pensiones conforme al IPC en 2019, 2020 y 2021 con los Gobiernos de Pedro Sánchez, beneficiando esas subidas necesarias y justas a más de 150.000 cántabros", ha añadido.

Así, ha recordado que las pensiones contributivas y el salario de los funcionarios han subido un 0,9% desde el 1 de enero, mientras que el SMI se ha mantenido en los 950 euros. Respecto a este último, ha apuntado que "esta prórroga tiene carácter temporal hasta que el Gobierno y los agentes sociales fijen un nuevo SMI para 2021 en el marco del diálogo social hasta que se alcance un acuerdo para revalorizarlo en el marco del diálogo social". Y ha recordado que las primeras medidas puestas en marcha en enero de 2020 por este Gobierno fueron la revalorización de las pensiones y del salario de los empleados públicos y la subida del SMI un 5,5% respeto a 2019, situándose en los 950 euros. "Y ello sin olvidar que de 2018 a 2019 la subida del SMI fue de un 22%, la más alta de la historia, situándolo en 900 euros y demostrando esa voluntad de garantizar un salario digno para todos", ha enfatizado, añadiendo que además la previsión es seguir subiéndolo a lo largo de la legislatura "hasta alcanzar un 60% más de cómo se encontraba en 2018, con el Gobierno de Mariano Rajoy".

Por último, ha destacado que el compromiso "es con el trabajo digno, estable y de calidad" y, por eso apuesta por "recuperar la relevancia de los convenios colectivos a lo largo de 2021 y que estos "no decaigan" hasta que se apruebe uno nuevo, así como la supresión de la prioridad de los convenios de empresa sobre los sectoriales".

Comentarios