martes 17/5/22

Cantabria cerró el año pasado con un total de 824 parados menos, lo que supone un descenso del 2,19% en relación con el ejercicio precedente. Es la sexta mayor caída por comunidades autónomas y un punto más que la media nacional, donde el retroceso fue del 1,21% al registrarse 38.692 personas sin trabajo menos. 

La bajada del paro en la región en 2019 se produjo a pesar del ligero incremento del desempleo en diciembre, con 30 personas, un 0,08% más. 

De este modo, el número total de desempleados se situó en Cantabria al cierre del año en 36.729, mientras que en España esa cifra es de 3.163.605, tras el séptimo descenso anual consecutivo, aunque el menos pronunciado desde que se inició la recuperación en 2013, ha informado este viernes el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social. 

El volumen total de parados en el país es la cifra más baja a cierre de año desde 2008, después de registrar en el último mes de 2019 un descenso mensual de 34.579 desempleados (-1,08%), su peor dato en un mes de diciembre desde 2011, cuando subió en 1.897 parados. La bajada del desempleo en 2019 es la séptima consecutiva tras la de 2013, 2014, 2015, 2016, 2017 y 2018 cuando el paro cayó en 147.000, 253.000, 354.203, 390.534, 290.193 y 210.484 personas, respectivamente, y contrasta con las subidas experimentadas en el periodo 2007-2012.

UN AUMENTO "NEGATIVO Y PREOCUPANTE"

Ante los datos del paro del mes de diciembre en la comunidad, Podemos Cantabria ve "negativo" y "preocupante" que el paro registrado en la región haya aumentado en diciembre -en 30 personas, frente a la caída de 824 en todo el año-, algo que sucede por segundo ejercicio consecutivo y en un mes que tradicionalmente es bueno para el empleo. A ello se suma la tasa de contratos temporales, "la más alta desde que hay registros", con un 94,5% de todos los firmados al cierre del 2019. "Si ya el mes de diciembre es incapaz de tener un balance positivo, el de enero va a ser devastador", vaticinan los morados en un comunicado en el que consideran que "la verdadera tormenta de parados" llegará cuando "estalle" la crisis industrial cántabra, provocada por la "inacción" del Gobierno regional.

CONTRATOS TEMPORALES

Así, respecto a los contratos temporales, UGT ha advertido de que el 93,7% de contratos temporales firmados en 2019 en Cantabria es "la tasa más alta de los últimos 18 años". Así lo señala el sindicato en un comunicado en el que alerta de la creciente precariedad del empleo en la región, donde la tasa de cobertura por desempleo está a cinco puntos de la media nacional. 

Para el secretario de Acción Sindical de la formación, Valentín Fernández, el incremento del paro en la región en diciembre -30 personas, mientras que en todo el año se contabilizaron 824 menos- es "el fiel reflejo" de un ejercicio en el que "ha vuelto a crecer la temporalidad y la precariedad" de los empleos generados en un contexto de "inestabilidad laboral, especialmente agravada por la situación de la industria". "Sólo en el mes de diciembre un 94,5% de los contratos de trabajo registrados en Cantabria fueron temporales, la tasa más alta desde que en el año 2002 el Ministerio de Empleo facilita este tipo de estadística; y lo que es peor, estas elevadas cifras vienen a confirmar que 2019 ha sido el año con mayor temporalidad contractual en estos 18 últimos años con un 93,7% de contratos eventuales", ha agregado el sindicalista.

Ha apuntado que sólo Andalucía y Extremadura superan a Cantabria en contratos temporales, lo que a su juicio reafirma "el gran déficit del mercado laboral de Cantabria". Así, "mientras no se mejore la calidad del empleo, seguiremos teniendo serios problemas de cantidad de empleo y de paro". "Un empleo tan precario es el origen de todo tipo de males en el mercado de trabajo, entre ellos, que más de un 45% de los desempleados de la región no pueden acceder a una prestación para aliviar su situación y que nuestra tasa de cobertura de desempleo actual, un 59,43%, sea de la más bajas del país y esté cinco puntos por debajo de la media nacional", ha concluido.

MERCADO LABORAL “ESTABLE Y DE CALIDAD”

El sindicato Comisiones Obreras (CCOO) de Cantabria ha reclamado con urgencia una estrategia que "transforme" el modelo productivo regional para conseguir un mercado de trabajo "estable y de calidad". Así lo ha pedido el sindicato tras conocerse los datos del paro de 2019 en Cantabria, que ha calificado de "malos" y que ponen de manifiesto que "ni siquiera" las contrataciones ligadas al comercio y al sector turístico y hostelero, generadas por la campaña navideña, han conseguido impulsar el empleo. 

En nota de prensa, CCOO ha destacado también que es "insostenible" que el desempleo baje a costa de una contratación "extremadamente precaria", al tiempo que ha lamentado el "abrumador" descenso de los contratos indefinidos. A su juicio, estos datos "evidencian" la necesidad de elaborar una estrategia que transforme el modelo productivo de la región, que el sindicato viene pidiendo desde hace tiempo.

Ha destacado, además, que la región ha registrado en diciembre 30 personas desempleadas más con respecto a noviembre y solo las oficinas de empleo de Santander, Torrelavega y Castro Urdiales han registrado un "mínimo descenso" del número de personas inscritas al desempleo.

DETERIORO DEL MERCADO LABORAL

El sindicato USO ha señalado que los datos del paro registrados en 2019 en Cantabria ponen de manifiesto el "progresivo deterioro" del mercado laboral de la comunidad. "Cantabria acaba el año 2019 exhausta y pidiendo la hora", ha señalado en nota de prensa USO, que añade que "el deterioro de la economía se hace cada vez más evidente y así lo muestra la cifras del paro registrado".

Destaca además que diciembre ha sido un mes "rotundamente malo" y la campaña de Navidad "sólo ha servido para edulcorar un mercado de trabajo que se desinfla empujado por la crisis industrial y un sector servicios que ha tocado techo" en la región y que "no va a ser el salvavidas" de la economía como "se pretendía" desde la Administración regional.  Así, destaca que la afiliación a la Seguridad Social "corrobora los malos tiempos" y registra un descenso 705 personas.

Según el sindicato, a los datos de empleo se suma el último balance conocido del PIB regional, que queda en el 1,6 y pierde 3 décimas en el último trimestre, situando a Cantabria "3 décimas por debajo de la media nacional".

Así, para USO, "el deterioro" del mercado laboral y "la desconfianza" sobre el futuro inmediato hace que "la precariedad" en la contratación haya aumentado un 1,3%, hasta situarse en un 95% de temporalidad en los nuevos contratos. "La economía cántabra presenta serias anomalías y nada hay en el horizonte que haga ser optimista", concluye el sindicato, que considera que "sigue faltando ideas, impulso y un proyecto de región" y "sobrando complacencia, ocurrencias y sillones calientes, pero ineficaces".

Comentarios