viernes 27/5/22

Cantabria ha registrado 581 accidentes con baja de autónomos y dos fallecidos durante 2021, lo que supone un incremento de los primeros del 6,22%, ya que el año anterior hubo 34 menos, mientras que no hubo variación en el número de accidentes mortales, según datos de la Unión de Trabajadores Autónomos de Cantabria (UTAC).

El sindicato ha calificado de "muy preocupantes" los datos del año pasado en todo el país, donde la siniestralidad "ha sido un auténtico drama" con 334.477 accidentes de trabajo con baja, 2.328 in itinere, 703 accidentes graves y 67 fallecidos.

Por comunidades, Andalucía registró 5.663 accidentes con baja y 16 fallecidos; Cataluña 4.609 y 9 autónomos fallecidos; y la Comunidad Valenciana y Madrid, 3.543 y 2.959 accidentes con 8 y 3 fallecidos respectivamente, que son las que tienen peores índices de siniestralidad.

Para la agrupación nacional, UPTA, los datos revelan que "la relajación en materia de prevención está detrás del aumento de los accidentes", además de que el problema "aún no ha sido abordado en profundidad por las administraciones territoriales". En su opinión, son "insuficientes" las actividades que se realizan en materia de prevención y "muy escasos" los recursos invertidos para este cometido.

UPTA ha defendido la necesidad de desarrollar una política preventiva común, de que se marquen las directrices desde el Ministerio de Trabajo, y que el conjunto de los institutos regionales desarrolle acciones coordinadas. Además, ha advertido del incremento "desmesurado" de enfermedades psicosomáticas derivadas de la crisis económica que padecen especialmente los trabajadores por cuenta propia, provocada por el COVID-19, para las que exige planes específicos. "Las mutuas deberían prestar un servicio mucho más especializado; es la otra cara de la pandemia, la que nadie quiere ver, pero de la que todo el mundo es consciente".

Comentarios