jueves. 11.08.2022

El Juzgado de lo Social nº3 de Santander ha anulado la modificación sustancial colectiva de las condiciones de trabajo que aplicó en 2020 la cadena de supermercados Lupa (Semark) en su sistema de incentivos a los jefes de despacho de las secciones de carnicería y pescadería, y ha ordenado a la empresa pagar los atrasos de estos dos años.

De este modo, alrededor de 200 trabajadores de esta categoría verán aumentados sus salarios entre 60 y 200 euros mensuales en el caso de alcanzar el objetivo que fija el sistema de incentivos, según ha informado la Federación de Servicios de Comisiones Obreras (CCOO) en Cantabria, que interpuso la demanda y que ha dado a conocer la sentencia, dictada el pasado 24 de junio y contra la que no cabe recurso.

La empresa aplicó un cambio de criterio para el cobro de incentivos que "constituye una modificación sustancial de las condiciones de trabajo nula o injustificada, entre otras razones, porque no existe notificación formal", tal y como recoge la sentencia. En este sentido, el delegado de CCOO en Lupa, Francisco Javier Escudero, ha explicado que desde el sindicato han estado "más de un año" solicitando a la empresa los criterios actualizados utilizados para el cálculo de los incentivos en estas secciones y que informaran de ello a los trabajadores, "pues muchos desconocían el grupo al que pertenecen y el sistema utilizado".

Pero ante "la falta de respuesta" acudieron a la Inspección de Trabajo, donde pusieron una denuncia, y que también comprobó la infracción, y más tarde demandaron en el Juzgado. Ahora, como ha celebrado el delegado de CCOO en Lupa, la Justicia les ha dado la razón y los compañeros "percibirán una retribución más justa".

Comentarios