jueves 9/12/21

La Audiencia de Pontevedra ha librado a un condenado por menudear con drogas en Vigo de su ingreso en prisión con una única condición: dejarse crecer el pelo al menos 3 centímetros. El objetivo de esta decisión es corroborar que ya no consume ningún tipo de sustancia. Como recoge ABC, durante el juicio el procesado insistió precisamente en que ya no consumía y que llevaba mucho tiempo luchando por salir del mundo de las drogas, reiterando que su entrada en prisión podría “poner en peligro” esta recuperación.

La tesis, según recoge La Voz de Galicia, fue apoyada por la Fiscalía, que no se opuso a que el condenado siguiese en libertad, siempre a cambio del compromiso. Así, el vigués tendrá que demostrar de manera periódica que está limpio, por lo que deberá entregar a los forenses una muestra para su análisis. Este test será capaz de detectar la ingesta de cualquier droga y el momento temporal, lo que podría poner en riesgo la libertad del condenado.

“Usted no tiene que convencerme a mí ni engañarse a usted mismo, es mejor que no se la juegue, porque si vuelve a consumir irá a la cárcel”, le indicó una de las integrantes del tribunal para dejar clara su situación. A cambio del trato, el acusado aceptó tres años de prisión y el pago de una multa de 2.800 euros.