jueves 2/12/21
españa

Las tradiciones de Semana Santa más curiosas de España

Muchas localidades celebran espectáculos que van más allá de lo religioso: desde carreras de cuádrigas hasta danzas de la muerte, pasando por homenajes a la vida bohemia.

2016032511481082952
El Volatín, despojado de su ropa con un petardo

La Semana Santa es una de las fiestas nacionales con mayor arraigo de tradiciones. Cientos de pueblos de España, aprovechan para sacar a las calles procesiones y espectáculos que preparan durante todo el año. Pero más allá de pasos, tambores, incienso y cornetas, hay todo un mundo de curiosas celebraciones según informa Navarra.com

En la Semana Santa de Lorca no se ven nazarenos, sino romanos. Las dos principales compañías de la ciudad compiten por ofrecer el mejor espectáculo. Aquí la virgen de la Amargura comparte espacio con las carrozas que portan a Cleopatra y a la Reina de Saba. Además, como en el mismísimo Imperio Romano, sus habitantes asisten a carreras de cuadrigas. Todo una alegoría a los tiempos de Ben-Hur.

Más allá de pasos, tambores, incienso y cornetas, hay todo un mundo de curiosas celebraciones

El Volatín de Tudela

En Tudela uno de los momentos estrella de la Semana Santa es el del Volatín. Durante este espectáculo, que emula la muerte de Judas Iscariote, un muñeco es zarandeado en el balcón de la Casa del Reloj de la Plaza de los Fueros. Posteriormente, los tudelanos utilizan un petardo para despojarle de sus ropas.

La Danza de la muerte, Verges (Girona)

Este espectáculo tiene sus orígenes en la Edad Media, asociado a las epidemias provocadas por la peste negra. La danza de la muerte comienza al caer la noche del Jueves Santo, cuando diez personas disfrazadas de esqueletos bailan al ritmo de un timbal con objeto de recordar que nadie se libra de la muerte. Los esqueletos inician entonces una procesión para recordar a sus habitantes la volatilidad del tiempo. Impulsada y renovada entre 2009 y 2010 por el cantautor Lluís Llach, los registros de esta fiesta se remontan hasta 1666.

La diablesa de Orihuela (Alicante)

Lo curioso de la procesión del Santo Entierro en Orihuela es la figura que sale a pasear por sus calles. Se trata de una representación de un demonio como súcubo, con cuerpo de mujeres, alas y cuernos. Un peculiar paso de Semana Santa, llamado ‘El triunfo de la cruz’, que data de 1695 y que también incorpora un esqueleto.

Con esta tradición se homenajea cada año a Genero Blanco, Genarín, uno de los personajes más populares de la ciudad

Los amortajados, Bercianos de Aliste (Zamora)

Siguiendo con esta estela de muerte, los penitentes del Vía Crucis de Bercianos de Alatriste desfilan con la mortaja con la que serán enterrados a su muerte. Esta tradición, al igual que la de Verges, también se remonta a las epidemias de peste de la Edad Media. Lafiesta se ha alzado con la distinción de Bien de Interés Cultural.

El entierro de Genarín, León

Una de las tradiciones más famosas por su extrañeza, esta celebración pagana consiste en un cortejo fúnebre que recorre el caso antiguo leonés en la noche del Jueves Santo. Con esta tradición se homenajea cada año a Genero Blanco, Genarín, uno de los personajes más populares de la ciudad. Genarín, habitual del orujo, los burdeles y los ambientes bohemios, moría en 1929 atropellado por un camión de basura. Como forma de recordarle, durante este cortejo se cantan y se leen poemas.

Comentarios