domingo 23/1/22

Samsung puede estar de enhorabuena y es que la compañía ha conseguido vender más de diez millones de unidades del teléfono Samsung Galaxy S8 en menos de un mes, según han confirmado fuentes de la misma empresa. Una cantidad nada desdeñable que, para que se pueda establecer una comparativa y ver hasta qué punto lo que han logrado da para una celebración, si se compara con el primer modelo que sacaron al mercado, esa cantidad se consiguió pasados los siete meses. Por el momento los nuevos modelos de Samsung se pueden encontrar en la misma Corea del Sur (de donde provienen), en Estados Unidos y en Canadá. En esos tres mercados comenzaron a comercializarse el pasado 21 de abril y, posteriormente, comenzaron a llegar a algunos países europeos y a China, donde su incorporación ha sido muy reciente.

Se prevé que a finales de este mismo mes de mayo la compañía haga que el Samsung Galaxy 8 esté presente en cerca de 120 países y, teniendo en cuenta el éxito que ya han cosechado, los mismos analistas coinciden en que las ventas que se esperan van a ser más que importantes, llegando a poder superar, incluso, las 50 millones de unidades que alcanzaron el año anterior con su predecesor la versión 7.

Pese a haber conseguido cifras muy importantes en las ventas de este móvil, hay quienes apuntan a que el lanzamiento ha sido moderado si se compara con los modelos directamente anteriores, pero esto no es del todo así ya que con el Samsung Galaxy 8 se ha restringido, de entrada, su venta en muchos países y esto es lo que ha podido propiciar que no se hayan registrado más ventas incluso de las ya obtenidas. Tal es la locura que ha despertado este modelo que en la misma Corea habían conseguido vender más de un millón de unidades sin ni siquiera haberse puesto a la venta. Quienes estén interesados y aún no lo tengan en su país pueden hacer su reserva, de hecho, en su misma página oficial. Según Android Authority si se combinan los modelos de Samsung Galaxy 8 y Samsung Galaxy S8 Plus se consigue romper el récord preventas que se había registrado hasta el momento.

Después del varapalo que supuso el Samsung Note 7, cuyos reportes en toda la prensa eran negativos hablando de que llegaban incluso a explotar o combustionar, desde Samsung han querido asegurarse de que algo parecido no volvería a ocurrir jamás. Y, por este motivo, se han tomado su tiempo para diseñar a conciencia este último modelo.

Algunas de sus características más destacadas pasan porque cuenta con un diseño atractivo, una batería con una duración considerable (de hasta 20 horas de conversación), un sistema operativo Android 7.0, un peso de poco más de 150 gramos, una buena cámara fotográfica (con 12 megapíxeles y una extra de 8 megapíxeles) y 64 GB de memoria base. Además tiene una ranura para añadir una tarjeta microSD, un puerto USB-C, carga inalámbrica y lectura del iris.