jueves 13/5/21
SOCIEDAD

Retiran del mercado una crema de Aloe Vera reparadora por llevar corticoides no declarados

Un particular ha denunciado la existencia de betametasona y dexametasona, dos corticoides de elevada potencia antiinflamatoria e inmunosupresora.

La crema 'Noni Aloe Vera Reparadora' ha sido retirada del mercado. Foto: Facua
La crema 'Noni Aloe Vera Reparadora' ha sido retirada del mercado. Foto: Facua

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), dependiente del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, ha ordenado la prohibición y retirada del mercado de la crema 'Noni Aloe Vera Reparadora', comercializada por la empresa Kiyoma Siglo XXI, por incluir dos corticoides en su composición no declaradas en su etiquetado.

Tras la denuncia de un particular ante el departamento de Salud del Gobierno de Navarra, los análisis llevados a cabo por el Laboratorio Oficial de Control de la AEMPS han detectado que la crema contiene las sustancias activas betametasona y dexametasona, en cantidad suficiente para restaurar, corregir o modificar una función fisiológica ejerciendo una acción farmacológica, le que confiere al producto la condición de medicamento.

Ambos principios activos son corticoides de larga duración de acción y de elevada potencia antiinflamatoria e inmunosupresora, que inhiben la acción de los mediadores celulares de la inflamación (cininas, prostaglandinas, histaminas), la dilatación vascular y la permeabilidad disminuyendo así el edema y el prurito. Los corticoides tópicos también presentan acción antimicótica y antiproliferativa.

El empleo de estos corticoides tópicos puede dar lugar a reacciones adversas cuya incidencia aumenta cuando se aplica en áreas extensas, durante tratamientos prolongados o se emplean vendajes oclusivos. Así, se pueden presentar dermatomicosis, irritación cutánea, prurito y sequedad de piel en la zona de aplicación.

La utilización de corticosteroides durante periodos prolongados de tiempo puede dar lugar a acné, hirsutismo, telangiectasia, aparición de estrías rojizas en brazos, piernas, cara, tronco e inglés, atrofia cutánea con adelgazamiento, foliculitis, hiperpigmentación cutánea, vitiligo y retraso en la cicatrización de las heridas. Estos efectos son mayores si se administra a pacientes con insuficiencia hepática o en niños.

La Aemps ha ordenado la retirada tras la denuncia de un particular ante el Departamento de Salud del Gobierno de Navarra. La crema retirada es fabricada por la empresa Biomiskal, con sede en Etxebarri (Vizcaya) y es comercializada por Kiyoma Siglo XXI, de Barcelona.

Comentarios