sábado 28/5/22

La sección sexta de la Audiencia Provincial de A Coruña, con sede en Santiago, ha reconocido el abuso sexual a una mujer que cometió un hombre al intentar desnudarla cuando dormía. El delincuente ha sido condenado a 3.150 euros de multa.

El tribunal considera probado que el sospechoso, al que se había permitido pernoctar en la vivienda, "entró en la habitación" de la víctima y, aprovechando que dormía, "le puso las manos a la altura de la cintura para bajarle el pantalón corto de pijama que vestía". En ese momento, entró en la habitación, para saludarla, una chica que también residía en el inmueble, quien "gritó al ver lo que ocurría y despertó a la afectada, por lo que el condenado se apartó de ella".

"El contexto en que se producen y la ausencia de cualquier otro propósito que pudiera justificar este comportamiento externo del acusado hacen que deba considerarse que poner sus manos sobre el cuerpo de la víctima, aunque fuera sobre su ropa, e iniciar la maniobra de quitarle la prenda de ropa con la que cubría la parte inferior del abdomen, tiene un inequívoco contenido sexual, que justifica la tipificación como abuso sexual", subrayan los magistrados.

En el fallo judicial destacan que es "indiferente, a efectos de la consumación del delito, si tal maniobra de desnudar a la víctima llegó o no a culminarse, pues es un delito de mera actividad, que se consuma con la realización de conductas que afectan a la libertad sexual ajena, que, desde luego, comprende decidir si alguien le pone encima las manos o intenta desvestirla".

MULTA POR LESIONES

En la sentencia, el tribunal relata que la víctima "le gritó al agresor que se fuera del piso" y, mientras bajaba hacia la calle por las escaleras, lo golpeó en la cara con un bastón que había en la vivienda, de aluminio o similar, de los usados para pasear.

Por estos hechos, la mujer ha sido condenada por un delito de lesiones a pagar 900 euros. Adicionalmente, "quien era o había sido" su pareja, según la resolución, tuvo un altercado con el condenado dos días después en la calle, durante el cual "lo golpeó varias veces en la cara". Por ello, el tribunal le ha impuesto una multa de 900 euros.

Comentarios