domingo 5/12/21
TRIBUNALES

Piden prisión por dejar morir de hambre a una perra y por matar a un gato

La Fiscalía de Asturias solicita nueve meses para el acusado que tuvo varios animales sin agua ni comida en una finca.

La Fiscalía del Principado de Asturias ha solicitado 9 meses de prisión para un acusado de dejar morir de hambre y sed a una perra y de mantener a otros animales sin agua ni comida en una finca de Llanera, y ha pedido 15 meses de cárcel para un acusado de matar un gato y de darle una paliza a otro en Oviedo.

Los juicios por ambos casos se celebran este viernes en el Juzgado de lo Penal número 3 de Oviedo, a las 12:00 horas, y 11:45 horas respectivamente según ha afirmado la Fiscalía.

En cuanto al primer caso, el Ministerio Fiscal sostiene que el acusado, en fechas no concretadas, pero en todo caso anterior al 14 de agosto de 2015 y hasta esa fecha, tenía varios animales en una finca del pueblo Carbajal-Bonielles (Llanera) que su madre tenía alquilada.

Por causas que se desconocen, el acusado, voluntariamente, dejó de atender a los animales en sus necesidades básicas, tales como proporcionarles agua y comida necesarias para su sustento mínimo adecuado, lo que provocó una merma física importante de los mismos.

Así, el 11 de agosto de 2015, la perra de nombre 'Luna', apareció muerta, al tiempo que los restantes animales (una cabra de raza enana, una yegua y un potro) se encontraban vivos pero sin ningún tipo agua ni alimentación. Esta situación se mantuvo, al menos, hasta el día 14 de agosto de 2015.

La Fiscalía considera que los hechos son constitutivos de un delito de maltrato de animal doméstico o amansado, y solicita que se condene al acusado a la pena de 9 meses de prisión, inhabilitación especial para ejercicio de profesión, oficio o comercio que tenga que ver con animales, así como para la tenencia de animales durante 3 años.

Muerte de un gato y paliza a otro

Respecto al segundo caso, y según relata la Fiscalía, los hechos sucedieron en junio del año pasado. Unos meses antes, el acusado se fue a vivir a la casa de un conocido de su prima, A.B.C., en Oviedo, con el objetivo de compartir los gastos de la vivienda.

A finales del mes de mayo, A.B.C. trajo al piso un gato de unos dos meses de edad, animal al que el acusado mató el 8 de junio, cuando el dueño de la casa no se hallaba en la vivienda. El acusado justificó la muerte del animal diciendo que se había desnucado.

El Ministerio Fiscal sostiene que, unos diez días después, A.B.C. trajo a su domicilio una gata de un año aproximadamente, gata a la que el acusado trató de matar propinándole una paliza que hizo que el animal repetidamente vomitase sangre aunque finalmente, gracias a los cuidados de su dueño, logró salvar su vida.

La Fiscalía considera que los hechos son constitutivos de dos delitos de maltrato animal y solicita que se condene al acusado, por cada uno de los dos delitos, a 7 meses y 15 días de prisión, e inhabilitación especial para el ejercicio de profesión, oficio o comercio que tenga relación con los animales durante 2 años.

Comentarios