viernes. 30.09.2022

Cierre de camas, saturación de las urgencias, falta de personal,…. Son algunas de las quejas que acompañan a diario al personal sanitario durante la época estival. Además, médicos, enfermeros y auxiliares tienen que aguantar jornadas interminables, según informan desde Redacción Médica.

Además, muchos de los profesionales del sector se enfrentan a otro problema añadido: el de las suplencias y los contratos por semanas. “Tienen un inconveniente que sufren pacientes y profesionales a la vez: la falta de tiempo”, explica un médico del Hospital Universitario de Torrejón. Además, son “especialmente angustiosas para nosotros porque nunca sabes hasta cuándo vas a tener trabajo o si te van a renovar”, dice. “Debido a la falta de empleo, muchas veces nos vemos obligados a acumular trabajos de este tipo aunque sea a base de guardias y fines de semana que nadie quiere cubrir”.

En este sentido, el responsable en materia sanitaria de CCOO, Antonio Cabrera, argumenta que “más del 30% del empleo sanitario es eventual y precario”. El año pasado se produjo un incremento de las contrataciones en verano, pero este año se espera que el número de ofertas descienda notablemente, según apuntan desde el sindicato. La estimación a la baja se debe, en opinión de Cabrera, a “una falta de planificación cada vez más acusada al no tener en cuenta las necesidades que tiene el sector público sanitario”.

Y no sólo las vacantes de empleo descienden. La portavoz del Sindicato de Enfermería y Sanidad en España, Mar Rocha, ha señalado otro de los problemas a los que tienen que hacer frente. “Tenemos una plantilla de profesionales muy reducida. En España hay 5,2 enfermeras por cada mil habitantes, frente a la media de los países de nuestro entorno en los que la media se cifra en 9,8”, explica.

La precariedad laboral de los sanitarios se multiplica en verano

Rocha también ofrece datos relevantes en cuanto a la gestión del espacio de los hospitales en verano y explica que, en enfermería, “se han cerrado 14.000 camas durante el periodo estival en todo el territorio español”. Un problema que “no sólo afecta a médicos sino también a pacientes”, asegura.

Los sindicatos llevan meses advirtiendo de la "la precariedad" que sufren los profesionales sanitarios en la temporada estival ante "la escasez" de sustituciones. En determinados lugares de veraneo, la situación se complica. Asídenuncian desde CSIF, que añaden: 

Desde CSIF denuncian que, por ejemplo, “al Servicio Andaluz de Salud (SAS) le cuesta encontrar facultativos en el mercado para cubrir las vacaciones de las plantillas por lo que la única solución es hacer el reparto de los pacientes entre otros facultativos”. “Esta redistribución la hace la administración sin contar con los médicos que tienen que incorporar a los usuarios de los compañeros que están de descanso. El SAS refuerza, aunque insuficientemente, la zona de la costa que es donde se acumula mayor población durante los meses estivales pero desatiende el resto”, añaden.

El sindicato también critica que “la situación se cubre a base del sobreesfuerzo de los facultativos al hacer el doble de guardias, renunciando a veces al preceptivo descanso postguardia, realizan jornadas extenuantes de más de 30 horas, suman a sus citas en consulta las de sus compañeros ausentes, operan en las guardias, entre urgencia y urgencia”, entre otras acciones, trabajando “al 150%”.

LA INESTABILIDAD REPERCUTE EN EL TRATO A LOS ENFERMEROS

Toda esta situación de inestabilidad repercute de forma directa en el trato a los enfermos. En este sentido, Javier Sanz, explica que “además de las horas extra, el problema es la calidad que le falta al trabajo”. Sanz indica que la atención está llegando a unos límites sin precedentes y argumenta que “frente a las 36 ó 38 consultas que un médico puede ofrecer en una jornada durante el año, en verano se multiplican. Yo el año pasado llegué a hacer, en una misma mañana, 53 consultas más una visita a un domicilio”. “Al final no tienes tiempo para nada y abordas, como puedes, al paciente casi en la puerta”, relata.

Comentarios