jueves 21/10/21
Sucesos

Macabro hallazgo en una finca pamplonesa: una yegua muerta y tres caballos y un burro al borde del desfallecimiento

Tras varios avisos, la Guardia Civil ha imputado al propietario de la finca y al cuidador de los animales por un delito contra los animales.

Yegua maltrato animal
La explotación ganadera no tenía la licencia municipal del Ayuntamiento ni el registro en el servicio de Ganadería del Gobierno de Navarra

La Guardia Civil ha imputado a dos hombres como presuntos autores de un delito contra la flora, fauna y animales domésticos por la muerte de una yegua en Echauri (Navarra) y el estado de desatención que presentaban otros tres caballos y un burro.

Según ha informado la Comandancia y recogido Navarra.com, el pasado día 29 de enero se interpuso una denuncia en el cuartel de Beriáin (Navarra) en la cual se informaba de un supuesto maltrato animal por la muerte de una yegua ocurrida en una parcela de la localidad de Echauri.

En el lugar, agentes del Seprona encontraron una yegua muerta con una "delgadez severa y un orificio en la parte superior de la cabeza de forma triangular", además de otros 3 caballos y un burro en estado de desatención y ubicados en otras instalaciones.

herida yegua

La Benemérita precisa que estos cuatro últimos animales presentaban "síntomas evidentes de encontrarse en mal estado, careciendo de agua en los bebederos y escasa comida", por lo que se procedió a levantar el acta correspondiente e iniciar una investigación.

Ante la denuncia interpuesta en la Guardia Civil agentes del Seprona encontraron muerta una yegua con delgadez severa y otros cuatro equinos con severa desatención

En una inspección conjunta con el Servicio de Ganadería del Gobierno de Navarra, en la que estuvieron presentes el propietario de la finca y el cuidador de los animales, se levantó acta de inspección identificando a todos los animales, varios de ellos con "delgadez evidente ante la falta de agua y comida".

Los animales de la explotación presentaban delgadez severa por escasez de agua y comida

Durante la inspección se comprobó también "la irregularidad de la explotación, al carecer de licencia municipal del Ayuntamiento y de registro como explotación ganadera en el servicio de Ganadería del Gobierno de Navarra".

El propietario de la finca y el cuidador no hicieron nada por el resto de animales

El 13 de febrero se procedió a la incautación cautelar de los tres caballos y el burro a la vista del aspecto general de los animales "de desnutrición y de que la situación no había mejorado desde la inspección, lo cual implicaba riesgo para la vida de los animales".

A pesar de la inspección realizada por el Seprona el propietario de la finca y el cuidador de los animales no mejoraron su atención a los equinos

La incautación se realizó en presencia de la alcaldesa de la localidad, dos veterinarios del servicio de Ganadería, agentes de la Guardia Civil y personal de la Asociación Bucéfalo, que se ha hecho cargo del cuidado y asistencia veterinaria de los animales.

La investigación terminó el paso 2 de marzo con la imputación del propietario de la finca y del cuidador como presuntos autores de un delito de maltrato animal.

La Comandancia destaca además que durante el proceso de investigación han recibido a través del teléfono de Atención Ciudadana de la Guardia Civil (062) y del correo electrónico numerosos avisos por parte de la ciudadanía alertando de esta misma situación.