jueves 28/10/21
SUCESOS

Un grupo de menores hiere gravemente a otro a las puertas de un instituto

La víctima ha sufrido rotura del tabique nasal, del dedo de una mano y presenta una brecha en la ceja.

La agresión se ha producido a la entrada del instituto de Corella. Foto: Google Maps
La agresión se ha producido a la entrada del instituto de Corella. Foto: Google Maps

Agentes de la Policía Foral, adscritos al Grupo de Policía Judicial de la comisaría de Tudela, han detenido recientemente a tres menores como autores de presuntos delitos de lesiones y daños.

Los hechos se han conocido cuando la víctima, de 17 años, ha interpuesto una denuncia en la Oficina de Atención al Ciudadano, según recoge Navarra.com. En su relato el menor asegura que se encontraba esperando a un amigo a la salida de Instituto de Corella cuando otro menor, sin mediar palabra, le propinó un cabezazo en la nariz que le causó la rotura de tabique nasal.

La agresión continuó hasta llegar a fracturarle un dedo y a ocasionarle una brecha en la ceja. En el forcejeo posterior intervino el hermano del presunto agresor que golpeó a la víctima.

Dos de los detenidos son vecinos de Fitero de 15 y 17 años y origen marroquí; el tercero es un vecino de Corella también de 17, que intentó mediar en la pelea y al que se le imputa un delito leve de lesiones. En la pelea intervinieron más jóvenes amigos de los implicados, que fueron identificados, según el citado medio.

Personal docente del centro escolar separó a los implicados en la riña y socorrió al agredido, que fue trasladado al Centro de Salud de Corella y desde allí al Hospital Reina Sofía de Tudela. 

Con los datos aportados en la denuncia y la manifestación de hasta nueve testigos, los investigadores lograron identificar a los presuntos autores, que fueron detenidos por un delito de lesiones. También se les imputa un delito leve de daños, ya que durante la agresión rompieron el teléfono móvil de la víctima. En total se recogieron en el atestado cinco denuncias cruzadas entre agresores y víctimas

Ante la gravedad de los hechos, desde la dirección del instituto se convocó una reunión entre profesores, padres, alumnos y Policía Foral para reconducir la situación, prevenir nuevos altercados y explicar las consecuencias penales desde el punto de vista de la Ley del Menor. Además patrullas operativas de Policía Municipal y Policía Foral están incrementando su presencia preventiva en las entradas y salidas de las clases, al objeto de evitar nuevos incidentes. 

Una vez finalizadas las diligencias fueron puestos en libertad bajo la custodia de sus tutores legales, debiendo comparecer próximamente ante la Fiscalía de Menores, que instruye la causa.