miércoles 23/6/21
FOMENTO

Fomento llevará a cabo los proyectos previstos “para dar tranquilidad” y “no añadir más problemas”

El ministro de Fomento, José Luis Ábalos, ha participado en una mesa redonda en Santander
El ministro de Fomento, José Luis Ábalos, ha participado en una mesa redonda en Santander

El ministro de Fomento, José Luis Ábalos (PSOE), ha abogado este sábado por un pacto de Estado en materia de Infraestructuras que permita planificarlas de forma "racional" y no en base a las demandas territoriales, al "capricho" o al "clientelismo". "Hay demasiada política a costa del agravio o del sentimiento identitario. Parece que todo el agravio, que toda la reivindicación territorial se refleje en infraestructuras", ha afirmado.

El titular de Fomento ha participado este sábado en Santander en una mesa redonda sobre infraestructuras en el Global Youth Leadership Forum (GYLF) junto al ex ministro de Fomento del Gobierno de Colombia, Jorge Eduardo Rojas, y al comisionado para la reconstrucción de la ciudad de México, César Cravioto, moderada por el presidente del foro, Jacobo Pombo.

En este marco, el socialista ha reconocido a los asistentes que cuando asumió el cargo de ministro se comprometió a desarrollar todas las infraestructuras previstas "para dar tranquilidad", "por no añadir más problemas" y porque "no es cuestión de jugar", pero no porque, según su opinión, lo planteado estuviera "muy bien diseñado".

El ministro ha opinado que la política de infraestructuras debería estar al margen de la refriega política y abordarse desde el consenso dentro de un pacto de Estado como el que ha reclamado.

Así, considera que, a veces, las demandas territoriales, cuando no el "capricho" o el "clientelismo", hace que no haya una planificación "racional" de las infraestructuras, cuando esto es, a su juicio, "algo muy serio" porque "tiene que ver con el futuro", son actuaciones a largo plazo e involucran a varios gobiernos.

En este sentido, Ábalo ha declarado que en nuestro país hay quien hace "exclusivamente política territorial" a base de reclamar infraestructuras, de "sentirse agraviado frente a los demás", del "victimismo", del pedirle al papá Estado". "Cuanto más traen para su tierra, más medallas se colocan", ha aseverado.

SOSTENIBILIDAD DE LAS AUTOVÍAS Y AUTOPISTAS

Durante su intervención, el ministro de Fomento también ha destacado que uno de los “desafíos” de España en materia de infraestructuras es la sostenibilidad financiera y el mantenimiento de la red viaria. Así, ha señalado que mientras la red viaria “crece” año tras año, las partidas de conservación decrecen.

Por ello, el también secretario de Organización del PSOE, ha explicado que a través del grupo socialista en el Congreso ha estimulado la creación de una subcomisión en la Cámara baja que estudie la sostenibilidad de la red de alta capacidad, esto es las autovías y las autopistas. "Tenemos que ver con responsabilidad cómo financiamos toda la red viaria de un modo igualitario", ha dicho.

Con ello, el ministro se ha referido a que en España hay zonas con autopistas de peaje y en otras zonas del país "no pagan nada", algo que, a su juicio, constituye una "desigualdad en los territorios".

Ábalos, que ha recordado que también "cuesta dinero lo que no se paga", ha señalado que hay que plantearse que "a lo mejor, un pago de todos, nos permite que todos paguemos tan poco que no demos cuenta pero la red pueda ser sostenida".

En su intervención, el titular de Fomento ha puesto el ejemplo de España como paradigma del papel transformador de las políticas de Fomento.

En este sentido, ha subrayado la transformación de España en 40 años de democracia y ha defendido que "las infraestructuras son el espejo de la modernidad de un país, además de un motor de su desarrollo económico".

Ha señalado que España hace 40 años era un país de carreteras secundarias y autobuses de línea, "ahora es el primer país de Europa en carreteras de alta capacidad (15.000 km); el segundo país del mundo -sólo por detrás de China- en Alta Velocidad (3.000 km); el primer operador aeroportuario mundial (47 aeropuertos y 250 M de pasajeros); y el tercer país europeo en tráfico de contenedores".

También ha reivindicado la política de infraestructuras como un "motor de la capacidad ingeniera y del grado de tecnificación y la proyección exterior de un país" y ha defendido la labor de las empresas españolas en el mundo como "embajadoras de la marca España".

Asimismo, ha asegurado que "las infraestructuras de un país son, mucho más que obra pública, un reflejo del alcance y la calidad de la cartera de derechos de una sociedad" y ha insistido en que "desde esa visión hay que concebir y planificar la política de infraestructuras".

Comentarios