viernes. 02.12.2022
SUCESOS

En libertad con cargos el exfutbolista de Primera División detenido en una operación contra el narcotráfico

La organización criminal desmantelada transportaba la droga en falsos vehículos comerciales
Una agente inspecciona uno de los falsos vehículos comerciales que utilizaba la organización criminal para transportar la droga.
Una agente inspecciona uno de los falsos vehículos comerciales que utilizaba la organización criminal para transportar la droga

El exfutbolista sevillano D.C, que llegó a jugar en la Primera División en la década de los 90, ha sido puesto en libertad con cargos y con fianza tras ser detenido junto a otras 13 personas en el marco de una operación de la Guardia Civil en la que ha desmantelado una organización criminal dedicada al tráfico internacional de narcóticos, en la que han sido incautados 9,5 kilogramos de cocaína así como otros estupefacientes.

La operación se inició en febrero de este año con la identificación de un vehículo en el que la Guardia Civil halló una gran cantidad de dinero en efectivo que el conductor no pudo justificar su lícita procedencia. A raíz de esta localización, se descubrió una red dedicada al tráfico de drogas a nivel internacional. La organización usaba vehículos "caleteados" para el transporte de la droga y el dinero, y estaban serigrafiados como vehículos comerciales de "empresas conocidas", según informa en un comunicado.

Los miembros de la red tomaban muchas medidas de seguridad para evitar la acción policial, sobre todo en los desplazamientos cuando transportaban la droga o el dinero. Estos eran ocultos en dobles fondos que realizaban en su taller de la localidad sevillana de Tomares.

Los presuntos autores iban vestidos con la uniformidad del personal trabajador de esas empresas para evitar los controles policiales. El grupo movía gran cantidad de droga que procedía de Sudamérica, realizando viajes con frecuencia a Colombia y República Dominicana para organizar los envíos.

Durante la investigación parte de los autores se trasladaban a Madrid con el fin de alejarse de otros distribuidores con los que mantenían una enemistad manifiesta y posicionarse en un entorno más cercano de los principales proveedores de su red de distribución.

Una vez que se identificó a todos los miembros de la organización y la función que desempeñaba cada uno de ellos, se solicitó al Juzgado de Instrucción número 9 de Sevilla doce entradas y registros en las provincias de Madrid, Ciudad Real, Cádiz y Sevilla. En los registros, en los que participaron unos 200 agentes de la Guardia Civil, se incautaron 9,5 kilogramos de cocaína, 935 gramos de anfetamina, 555 gramos de heroína, 18 gramos de metanfetamina, 5 vehículos y 246.000 euros en efectivo.

Por estos hechos se han detenido a catorce personas, nueve hombres y cinco mujeres, a los que se les imputan los delitos de tráfico de drogas, usurpación de identidad y blanqueo de capitales.

Comentarios