sábado 16/10/21
LABORAL

Los estibadores inician una huelga de 48 horas ininterrumpidas

La reunión de este martes con la patronal Anesco ha terminado sin acuerdo dado que no se ha comprometido a un acuerdo hasta no someterlo a su asamblea, prevista para la tarde del viernes, ni a la subrogación de los trabajadores “que había anunciado días antes a través de un comunicado”.

puertos01
Los estibadores inician dos jornadas de paros ininterrumpidas

Los estibadores inician este miércoles una huelga de 48 horas consecutivas en todos los puertos, después de que este martes concluyera sin acuerdo la reunión con la patronal Anesco, en la que los trabajadores mostraron su disposición a adelantar parte de la bajada de sueldo del 10% a la que se ya han comprometido.

El paro en los puertos arrancará así a las 8:00 horas de este miércoles, 14 de junio, y se extenderá de forma continuada hasta las 8:00 horas del viernes, día 16.

Se trata de una huelga que estaba ya programada en el calendario de movilizaciones convocado por los estibadores a comienzos de mes y sucederá a las tres jornadas de paros parciales que el gremio ya secundó la pasada semana.

No obstante, esta huelga puede tener una mayor incidencia en la actividad de los puertos que los paros de la pasada semana, durante los que estas instalaciones mantuvieron cierta operativa.

Ello fue posible porque la convocatoria afectaba sólo a las horas impares, lo que permitió a las empresas concentrar sus labores de carga y descarga en los periodos sin paro, y porque se cumplieron todos los servicios mínimos fijados por el Ministerio de Fomento.

A pesar de ello, el Departamento que dirige Íñigo de la Serna cifró en 36 millones de euros las pérdidas de los paros del lunes, miércoles y viernes pasados.

Los puertos se ven abocados a una nueva huelga después de que la reunión mantenida este martes por los sindicatos de estibadores (Coordinadora de Trabajadores del Mar, UGT, CC.OO, CIG y CGT) y la patronal Anesco, la primera tras la convocatoria de huelgas, concluyera sin que las dos partes lograran un acuerdo.

El dirigente de Coordinadora, Antolín Goya, manifestó al término del encuentro su "sorpresa" por el hecho de que, según indicó, la patronal "no se comprometió en la mesa de negociación a la subrogación de los trabajadores que había anunciado días antes a través de un comunicado".

La garantía de empleo para todos los trabajadores de la estiba mediante su subrogación constituye la principal reivindicación de los estibadores desde que estalló el conflicto del sector hace ya cuatro meses, cuando el Gobierno emprendió su reforma para adaptarlo a la normativa comunitaria y liberalizarlo.

El dirigente sindical detalló que en el encuentro de este martes, de unas tres horas de duración, los sindicatos plantearon una nueva propuesta a las empresas. La patronal Anesco, de su lado, indicó no poder comprometerse a un acuerdo hasta no someterlo a su asamblea, prevista para la tarde del viernes. De esta forma, y ante la falta de al menos un principio de acuerdo, los sindicatos decidieron mantener el paro de 48 horas.

ADELANTAR LA BAJADA DE SUELDO

En su propuesta, además de reclamar la referida garantía para el empleo, los sindicatos ofrecían como contraprestación adelantar parte de la rebaja del 10% de los mayores sueldos del sector que ya se han comprometido a asumir.

En concreto, plantean bajar ya un 5% los sueldos de los estibadores de aquellas empresas que acepten subrogar a los trabajadores y participar en los centros portuarios de empleo (CPE), las ETT's en que se convertirán las sagep, firmas de las que actualmente depende este colectivo.

Asimismo, los sindicatos plantean acordar un periodo sin conflictividad que se extienda hasta el 30 de septiembre para acabar de negociar y cerrar el nuevo convenio, y entonces aplicar la rebaja restante del sueldo del 5%.

"Se trata de la segunda ocasión en que los sindicatos venimos a la reunión con una propuesta", reivindicó el dirigente de Coordinadora. "Estamos haciendo todo el esfuerzo posible para establecer un marco para el acuerdo", aseguró.

Antolín Goya también se refirió al Gobierno para indicar que la actual situación de desacuerdo y paros no se registraría si "hubiera quedado resuelto el tema de la subrogación de los trabajadores en el Decreto Ley" aprobado en mayo para reformar el sector, en vez de "dejarlo en manos de la negociación entre empresas y trabajadores".

El dirigente de Coordinadora aseguró que al colectivo le "preocupa" el efecto de los paros. "Pero como sindicatos estamos haciendo incluso más de lo que nos toca", indicó en relación a su presentación de propuestas. "Pero la patronal va a otro ritmo", apuntó sobre las empresas.

PATRONAL Y GOBIERNO

Por su parte, tras la reunión la patronal Anesco ha aceptado atender la petición de los sindicatos de estibadores de dar "continuidad a los actuales puestos de trabajo" del gremio, pero lo vincula a pactar previamente un ajuste de este colectivo a través de un plan de bajas voluntarias por prejubilaciones.

Las empresas también condicionan la garantía de empleo a negociar "puerto por puerto" medidas para mejorar la competitividad de estas instalaciones, para lo que propone abrir mesas de negociación en cada uno de los puertos.

"Es una pésima noticia", ha sentenciado el ministro de Fomento tras conocer la noticia. "El hecho de que no alcanzaran un acuerdo hoy es una muy mala noticia, pero peor noticia es que mantengan la huelga, porque una huelga de 48 horas en los puertos españoles lo único que va a conseguir es generar un daño general al conjunto de la economía española", añadió.

De la Serna alertó además del efecto que los paros de los estibadores puede tener sobre los propios empleos de estos trabajadores en el caso de que, ante la conflictividad, las navieras sigan decidiendo desviar tráficos a otros puertos.