sábado 23/10/21
CANTABRIA

Cuando educar en la crueldad a los animales pasa desapercibido

La fotografía de Francisco Rivera con su hijo en brazos desata la polémica acerca del riesgo y de los valores que se enseñan a los hijos.

Un grupo de Facebook expone algunas imágenes de menores rodeados de animales abatidos o con armas de caza.

Dos imágenes publicadas en la página de Facebook 'Con lobos no hay paraíso'
Dos imágenes publicadas en la página de Facebook 'Con lobos no hay paraíso'. Fotos: Facebook y La Opinión de Zamora

Las imágenes del torero Francisco Rivera toreando con su hija de cinco meses en brazos han dado la vuelta al mundo y han generado un sonado debate en el que tienen cabida desde lo peligroso del acto hasta la educación que se da a los hijos. Precisamente en este último aspecto los españoles tienen mucho que decir. La crueldad con los animales muchas veces solo llega a los medios de comunicación a través, precisamente, de la tauromaquia y la eterna discusión entre arte y violencia contra los toros. Pero no es la única violencia de la que se hace gala.

Las redes sociales son el espacio idóneo para presumir de aficiones como la caza, hasta el punto de que un grupo público creado en Facebook lleva por nombre ‘Con lobos no hay paraíso’. En él sus miembros presumen no solo de la caza de los lobos con imágenes que pueden llegar a herir la sensibilidad de muchos visitantes, sino que además se hace apología de la caza de este animal.

La educación en la crueldad con los animales también llega a este ámbito. La imagen que acompaña este texto, por ejemplo, publicada en La Opinión de Zamora, recoge el resultado de la montería celebrada el fin de semana del 18 al 20 de diciembre del 2015 en el coto de San Justo y Pastor de Cerezal de Aliste. Desde luego, lo que más llama la atención de la fotografía no es el número de jabalíes abatidos, sino el bebé a escasa distancia de uno de ellos.

Pero no es lo único que puede verse en ‘Con lobos no hay paraíso’. Con duras palabras hacia aquellos que han censurado su fotografía, uno de los usuarios ha colgado en el grupo público de Facebook una imagen de dos menores de edad portando escopetas de caza y enseñando lo que, a simple vista, parece el trofeo obtenido.

Herencia, sentimiento y tradición son algunas palabras que suelen utilizar, como ha hecho el propio Rivera, los defensores de estas prácticas para justificar la presencia de niños. Pero como han criticado muchos particulares y ONG, esta educación es "contraria al respeto a los animales".

Polémica de Rivera

La polémica se ha desatado después de que este domingo Francisco Rivera publicara la mencionada foto en Instagram con el texto: "Debut de Carmen. Es la quinta generación que torea en nuestra familia. Mi abuelo toreó así con mi padre. Mi padre toreó así conmigo y yo lo he hecho con mis hijas Cayetana y ahora con Carmen #orgullodesangre".

A los pocos minutos los comentarios en contra de la imagen provocaron la respuesta del torero, que, a las dos horas, subió, junto a la foto de su hija, otra de él de pequeño con su padre, el torero Paquirri, para justificar que se trata de una tradición familiar. "Se repite la historia. Viva la mejor herencia, el sentimiento, la pureza, honor", argumenta en la misma red social.

Comentarios