jueves 13/5/21
UN AÑO DEL ESTADO DE ALARMA

España ha vivido 8 meses en Estado de Alarma desde el 14 de marzo

Calles vacias
Calles y plazas vacías

El 14 de marzo se cumple un año del primer decreto de alarma por el que se confinó a la población española para hacer frente a la pandemia del coronavirus. Y un año después de esta decisión, España ha vivido 7 meses y 24 días bajo estado de alarma --la comunidad de Madrid 15 días más-- y ha estado gobernada a golpe de decreto, según ha denunciado la oposición en numerosas ocasiones. El Ejecutivo de Pedro Sánchez ha aprobado 37 decretos ley frente a 14 proyectos de ley.

Durante todo este periodo se han contagiado más de 3,16 millones de personas y algunos organismos elevan a unos 100.000 los fallecidos, mientras se fían todas las esperanzas a las vacunas. Estas devastadoras cifras también se han trasladado a la economía, donde el hundimiento del PIB ha sido certificado esta semana por la OCDE como el peor de la Eurozona, con una caída del 11 por ciento y una destrucción de 765.742 empleos; casi 800.000 trabajadores en ERTE y unos 500.000 autónomos cobrando algún tipo de ayuda.

El sábado 14 de marzo de 2020 los españoles emprendían un camino incierto. Un real decreto de alarma aprobado por el Gobierno ordenaba el cierre de todas las actividades no esenciales, el confinamiento domiciliario y el teletrabajo para todo el que pudiera llevarlo a cabo. Entre el miedo y la incertidumbre, los ciudadanos vaciaron los supermercados dejando como anécdota para la historia la desaparición del papel higiénico o de la harina. Nadie sabía en ese momento, ni probablemente el propio Ejecutivo, cuánto iba a durar esa situación. Pues bien, desde ese primer real decreto del 14 de marzo de 2020, los españoles han vivido más de ocho meses bajo el estado de alarma. Al primero, le siguieron 6 prórrogas, una cada quince días: 27 de marzo, 10 de abril, 24 de abril, 8 de mayo y 5 de junio. Y cada una de ellas salió adelante en el Parlamento con menor apoyo que la anterior. Vox solo apoyó la primera prórroga y el PP votó en contra en las dos últimas. Y la del 5 de junio salió adelante gracias a la abstención de ERC.

El 21 de junio finalizaba la última prórroga, pero unos días antes, el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, afirmaba que se había vencido al virus. Una declaración triunfalista que pronto se vio desmentida por la propia realidad con la que han tenido que lidiar las comunidades autónomas en primera persona, ya que desde que decayó la última prórroga del decreto los gobiernos regionales se quedaron al mando de la situación en cada territorio.

Pero la controversia entre las medidas que adoptaban las CCAA y los recursos que comenzaron a producirse ante los tribunales obligó de nuevo al Gobierno a aprobar un decreto de alarma que diera cobertura a las medidas autonómicas. El 9 de octubre lo hizo para la Comunidad de Madrid y el 25 de ese mismo mes, para todas las comunidades autónomas. Se prorrogó el 3 de noviembre por 6 meses y estará en vigor hasta el 9 de mayo de este año.

Estos decretos aprobados en el último trimestre del año, junto con los de la primera ola, han contribuido a que España haya vivido durante casi 8 meses --15 días mas la Comunidad de Madrid-- en estado de alarma, modulado por los gobiernos autonómicos en función de la evolución de los contagios y la saturación de los hospitales que se han producido en la segunda y la tercera ola.

 

Comentarios