jueves. 07.07.2022
GASTRONOMÍA

“En España se come rico, pero no se come bien”

El padre de la gastrobotánica, Rodrigo de la Calle, cree que hay que cambiar los hábitos alimentarios, que “son muy malos”, para lo que hay que comenzar por educar a los niños.

El restaurador Rodrigo de la Calle, considerado padre de la gastrobotánica
El restaurador Rodrigo de la Calle, considerado padre de la gastrobotánica

El Colegio Oficial de Médicos de Cantabria ha organizado una Jornada sobre Gastronomía y Salud protagonizada por el restaurador Rodrigo de la Calle, considerado el padre de la gastrobotánica, especialidad que consiste en la investigación de nuevas especies y rescate de otras variedades olvidadas o desconocidas del reino vegetal, así como el estudio de los distintos componentes de la plantas. Con una trayectoria de más de 15 años, ha logrado rescatar muchas plantas de la extinción.

Considera que es necesario mejorar unos hábitos alimentarios que son “malos, muy malos” en España, país que “relaciona comer sano con estar enfermo”. A su juicio, para ello es necesario mejorar la educación de los niños, pues “los adultos ya no tenemos remedio”.

Se le conoce como el padre de la gastrobotánica. ¿En qué consiste exactamente esta especialidad?

Nuestra sociedad relaciona comer sano con estar enfermo, comer verdura porque se sigue un régimen por algún motivo

Se basa en la cocina vegetal, en recuperar productos y verduras en peligro de extinción, y rescatar su uso en la gastronomía. Me dedico a esto desde hace más de 15 años, y desde entonces hemos rescatado muchas plantas de la extinción. A lo largo de todos estos años el proyecto ha sumado a muchas personas de diferentes ámbitos que han apostado por esto, por rescatar verduras ancestrales.

¿Nos alimentamos de forma adecuada?

Siempre digo que en España no se come bien, se come rico. Nuestros hábitos alimentarios son malos, muy malos. Abusamos de carnes, de pescados, y no se comen verduras. Nuestra sociedad relaciona comer sano con estar enfermo, comer verdura porque se sigue un régimen por algún motivo. La gastrobotánica trata también de que comer verduras sea un placer gastronómico.

¿A qué achacaría el hecho de que a los niños no les gusten los vegetales? ¿Cree que es posible cambiar esa imagen?

Los adultos ya no tenemos remedio. Quien ha crecido celebrando su cumpleaños delante de un cordero no va a empezar a cambiar eso por verdura. Es en la educación de los niños donde está el cambio. Tengo una hija, y come verdura porque ve a sus padres comer y disfrutar con ellas. No se trata de ser vegetariano o vegano, no hablamos de ideología. Se trata de que empecemos a ver las alcachofas del mismo modo que un plato de langostinos.

Comentarios