sábado. 02.07.2022
Sucesos

Esconde el cadáver de su novio durante meses en casa

La mujer que escondía en casa el cadáver de su novio desde hace meses ha sido enviada a prisión.

Según datos policiales, el joven falleció de forma violenta y en el domicilio se ha encontrado un arma blanca que podría haber sido la empleada para matarle.

Cadaver meses
La detenida ha declarado en el juzgado de guardia de Córdoba, mientras que al cadáver se le ha practicado la autopsia.

La mujer que mantuvo el cadáver de su supuesto novio durante meses en casa ha sido enviada a prisión provisional. El cuerpo estaba en avanzado estado de descomposición dentro de su domicilio, en Córdoba, ha ingresado en prisión provisional, según Navarra.com.

Fuentes de Tribunal Superior de Justicia de Andalucía han informado que a la mujer, que fue detenida el viernes, está siendo investigada por su relación con el fallecimiento del joven, aunque no han calificado de momento el delito que podría haber cometido.

Los investigadores encontraron un arma blanca en la vivienda de Córdoba donde se ha localizado el cadáver. Fuentes de la investigación han señalado que "todos los indicios apuntan a una muerte violenta".

La detenida ha declarado en el juzgado de guardia de Córdoba, mientras que al cadáver se le ha practicado la autopsia, cuyos resultados aún se desconocen, para determinar la causa de la muerte y concretar la identidad de la víctima.

EL JOVEN LLEVABA EN PARADERO DESCONOCIDO VARIOS MESES

Según los datos aportados por las fuentes, el fallecido era la pareja sentimental de la detenida, un joven que llevaba desaparecido unos meses. Esa desaparición había motivado que los padres del fallecido interpusieran una denuncia hace unas semanas, lo que condujo a los agentes a hallar el cadáver de la víctima en "estado de descomposición" en la casa en la que vivía la detenida.

La mujer, de mediana edad, vivía en la céntrica plaza de la Fuenseca, donde se encontró el cadáver del hombre, han informado a Efe fuentes de la investigación, que han descartado que lo ocurrido sea un delito de violencia de género.

Las fuentes han señalado que existía una denuncia que la detenida puso en 2014 al fallecido, quien en febrero de 2015 fue absuelto judicialmente. Las mismas fuentes han precisado que la denuncia interpuesta en aquella ocasión supuso entonces para el ahora fallecido la prohibición de aproximación y comunicación con la detenida.