jueves. 07.07.2022
Sucesos

Detenido un hombre por alojarse en varios hoteles de lujo e irse sin pagar a lo largo de 4 meses

El detenido usaba una tarjeta sin fondos para reservar las estancias a través de Internet, después, huía sin que nadie se diese cuenta.

Ha estafado en total 23.000 euros a diferentes hoteles.

El hostelero suele ser "un sector prudente", pero que "están reconociendo" que "el año está siendo bueno"
Durante cuatro meses se alojó en 17 hoteles de Barcelona.

El detenido, de 39 años de edad, vivía con todo tipo de lujos en los hoteles en los que se hospedaba y después huía sin pagar, gracias a las reservas por Internet, con un importe a deber de casi 23.000 euros, según informa Navarra.com

La Guardia Urbana de Barcelona ha detenido a este varón que durante cuatro meses se alojó en 17 hoteles de Barcelona, donde disfrutaba de todo tipo de lujos, utilizaba las instalaciones, vaciaba el minibar y se marchaba sin pagar de los establecimientos.

Según han informado los Mossos d'Esquadra, que se han hecho cargo de la investigación del caso, el sospechoso, que ya ha ingresado en prisión provisional por orden del juez, estafó supuestamente 22.763 euros a los 17 hoteles en los que se alojó entre el 10 de octubre y el 31 de enero pasados.

El hombre, de 39 años, de nacionalidad española y vecino de Barcelona, fue detenido por la Guardia Urbana el pasado martes, 31 de enero, después de que un empleado de un hotel de la capital catalana avisara a la policía tras reconocer a un cliente que se había alojado durante doce días sin pagar el importe de la estancia, un total de 1.606 euros.

La Guardia Urbana se desplazó al establecimiento y detuvo al supuesto autor de la estafa.

A raíz de la detención, los Mossos d'Esquadra iniciaron una investigación a partir de los objetos personales que llevaba el sospechoso, entre ellos dos tarjetas de acceso a otros hoteles.

El Gremio de Hoteles de Barcelona colaboró en la investigación, con lo que se pudo determinar que había 17 hoteles afectados, en su mayoría en la capital catalana y también en el área metropolitana.

Tras analizar los datos de los alojamientos, los Mossos concluyeron que el detenido reservaba por Internet habitaciones a través de páginas web especializadas, con lo que no levantaba sospechas, aportando los datos de una tarjeta sin fondos.

Cuando se alojaba en un establecimiento, el detenido vivía con todo tipo de lujos y, según los Mossos, también consumía los productos del minibar y utilizaba las instalaciones del establecimiento, hasta que huía sin pagar ni un euro, dejando pendientes de abonar facturas por un importe global de 22.763 euros.