jueves 24/6/21
SUCESOS

Desarticulada una banda de suplantadores de policías y guardias civiles que asaltaba a turistas extranjeros

Tras elegir a las víctimas les seguían en un vehículo y les daban el alto para que se detuvieran en un arcén, donde les robaban.

La Guardia Civil y la Policía Nacional, en la operación conjunta 'Venus-Mímica', han desarticulado el grupo criminal de 'policías ful' más activo. Los ocho arrestados simulaban pertenecer a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y asaltaban a turistas extranjeros en las inmediaciones de hoteles, aeropuertos y autopistas. Hasta el momento se les imputan 21 delitos cometidos a turistas extranjeros. Tras pasar a disposición judicial, todos ellos han ingresado en prisión.

La investigación comenzó el pasado mes de junio, cuando agentes de ambos cuerpos recibían diversas informaciones sobre la existencia de un grupo dedicado a robar a turistas extranjeros en las inmediaciones de aeropuertos, hoteles o autovías. Concretamente, simulaban ser miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y no dudaban en exhibir placas falsas de policía y gorras o pegatinas con el logo "ESPAÑA" para engañar a las víctimas. Por todo ello, iniciaron una investigación conjunta y coordenada, según publica salamanca24horas.

Tras varias gestiones, los agentes comprobaron que se encontraban ante uno de los grupos criminales más activos en la Comunidad de Madrid. Todos los integrantes, de nacionalidad iraní y paquistaní, actuaban de forma itinerante y únicamente se dedicaban a la comisión de hechos delictivos sin ningún tipo de actividad laboral en España. Sus víctimas siempre eran turistas extranjeros a los que asaltaban mostrando placas falsas de policías y gorras, escudos o pegatinas con el logo de "ESPAÑA".

Tras elegir a las víctimas, los arrestados les seguían a bordo de un vehículo y les daban el alto para que se detuvieran en el arcén. Allí se identificaban como policías y les solicitaban la documentación y sus carteras con el pretexto de saber si llevaban droga o billetes falsos. Una vez en su poder la billetera, les sustraían el dinero en efectivo o les daban un fuerte tirón de cualquier objeto de valor emprendiendo la huida a gran velocidad.

Comentarios