miércoles 8/12/21
TRIBUNALES

La defensa del pederasta de Ciudad Lineal pide su absolución y la condena en costas a la acusación

El abogado de Antonio Ortiz, que fue detenido en Santander, ha manifestado su disconformidad con las conclusiones provisionales y reclama la nulidad del procedimiento.

Antonio Ortiz se enfrenta a más de 70 años de cárcel
Antonio Ortiz se enfrenta a más de 70 años de cárcel

La defensa de Antonio Ortiz, considerado el presunto pederasta de Ciudad Lineal, ha solicitado en su escrito de defensa de cara a la celebración del juicio oral la libre absolución de su cliente y que se condene en costas a las acusaciones que forman parte del proceso judicial.

Así consta en el escrito de defensa, en el que manifiesta su disconformidad con las conclusiones provisionales de las partes personadas y reclama la nulidad del procedimiento por dos causas relativas al registro del piso de la calle Santa Virgilia y las ruedas de reconocimiento.

El abogado defensor, designado por el Turno de Oficio, esgrime, en primer lugar, que la Policía entró en la vivienda de la calle Santa Virgilia, situada en Hortaleza, sin estar presente ni el detenido ni el fiscal ni el juez.

El letrado se queja de que "ni la secretaria judicial ni el detenido ni el representante del Ministerio Fiscal" estuvieron en el registro

A Antonio Ortiz se le considera autor de las agresiones sexuales a cuatro menores de edad cometidas entre septiembre de 2013 y agosto de 2014 en este barrio madrileño. A dos de ellas las llevó supuestamente a esta casa.

En el piso de Santa Virgilia, la Policía científica halló huellas de alguna víctima y restos de sangre de una de las menores. Tras el cotejo de muestras, un informe concluyó que el perfil genético de TP3 (la menor) es idéntico al obtenido a partir de una muestra de sangre encontrada en el plástico del colchón. Los restos de sangre pertenecían a una niña de 9 años que fue secuestrada el 10 de abril de 2014 a las 20.40 horas.

Nulidad de la causa

El abogado defensor pide la nulidad de la causa por el registro, ya que cree que se vulneró el artículo 569 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal. El registró en la casa de la calle Santa Virgilia se efectuó el 25 de septiembre de 2014 sin el fiscal y el acusado.

El letrado se queja de que "ni la secretaria judicial ni el detenido ni el representante del Ministerio Fiscal" estuvieron en el registro hasta las 19:40 horas. Pese a ello, en las horas previas sí estuvo la Policía.

Según el escrito, procede a la "declaración de nulidad de pleno derecho del acto mismo del registro y de su resultado por incumplimiento por parte de la policía, del auto que autorizaba el mismo, dictado el 23 del día anterior". "Incumplimiento grave y consciente" del artículo citado anteriormente.

Características que no coinciden

En el escrito, expone que la vivienda indicada por una de las víctimas estaba, según su relato, "situada a corta distancia de la boca de metro de la estación de Canillejas". Y agregó la niña que se trataba de un edificio de ladrillo al cual accedió desde la calle por medio de ascensor desde la calle.

Muchas de las características que se aportaron, según el escrito de defensa, como que las puertas de la escalera y de la vivienda eran de color blanco, no coinciden con las acreditadas por la Policía. Por ejemplo, las puertas de los rellanos de la escalera son todas de madera.

Muchas de las características que se aportaron, según el escrito de defensa no coinciden con las acreditadas por la Policía

Además, el abogado sostiene que los coches utilizados en los cuatro hechos son diferentes, ya que su patrocinado disponía, en esas fechas , de un Toyota de 3 puertas y la matrícula no coincidía con la aportada por TP-3 -una de las víctimas-.

El abogado solicitará en el juicio la absolución de su cliente "con toda clase de pronunciamientos favorables" y que se condene en costas a las acusaciones particulares y populares. Lo hará ya que sostiene que su cliente no ha cometido ninguno de los delitos que se le imputan.

Inocente

Desde que fue detenido, el presunto pederasta siempre ha defendido su inocencia. Pese a ello, la mayoría de las víctimas le reconocieron en las ruedas de reconocimiento.

Su abogado alega en el escrito de conclusiones provisionales que Ortíz "carece de antecedentes policiales" por este tipo de delitos, agregando que pesa sobre él antecedentes penales por robo con violencia en grado de tentativa.

Además, critica que el ministro del Interior diera una rueda de prensa poco después de ser detenido en Santander, ya que ello creó "una situación de perjuicio para el resultado del procedimiento" porque, por ejemplo, se difundieron de manera inmediata las fotografías de su defendido.

Por esta razón, la defensa impugna también las ruedas de reconocimiento de su patrocinado, dado que su imagen apareció en varias ocasiones en los medios de comunicación. Entiende que esta diligencia judicial está viciada, por lo que solicita igualmente que se anulen las actuaciones judiciales y los reconocimientos sean declarados "nulos de pleno derecho".

Peticiones de pena

En sus respectivos escritos, las acusaciones solicitan penas para el supuesto pederasta que oscilan entre los 126 y los 79 años de cárcel. El fiscal reclama una condena de 77 años de prisión.

Las acusaciones solicitan penas para el supuesto pederasta que oscilan entre los 126 y los 79 años de cárcel

La asociación Clara Campoamor, que ejerce la acusación popular en el caso, pide en su escrito de acusación 79 años de cárcel para Antonio Ortiz. La abogada de la asociación eleva en dos años la petición de la Fiscalía, que solicita un total de 77 años de cárcel para el presunto pederasta.

El fiscal considera a Antonio O. presunto responsable de tres delitos de agresión sexual, uno de violación, cuatro de detención ilegal y uno de lesiones. La asociación suma un delito de lesiones a las acusaciones del fiscal.

La acusación popular que representa a la Asociación Laxshmi para la Lucha contra el Crimen y la Prevención pide una condena de 120 años de cárcel por cuatro delitos de detención ilegal, cuatro de agresión sexual, cuatro de lesiones y un homicidio en grado de tentativa.

Por otro lado, el abogado de una de las menores reclama hasta 126 años y medio de cárcel para el pederasta. La pena se solicita por cuatro delitos de detención ilegal, cuatro de agresión sexual, cuatro de lesiones y dos homicidios en grado de tentativa.

El abogado de otra de las menores reclama veintiséis años de cárcel para el presunto pederasta, sin contemplar en su escrito de conclusiones las agresiones a las otras tres menores.

A Antonio Ortiz se le acusa de los hechos cometidos el 24 de septiembre de 2013 cuando una menor de 5 años fue abordada por éste, haciéndose pasar por una amiga de su madre. El 10 de abril de 2014 se produjo otra agresión de una menor de 9 años, a quien llevó a su casa de la calle Santa Virgilia de Madrid.

Otro de los hechos investigados tuvo lugar el 17 de junio de 2014, cuando el acusado introdujo en su vehículo a una niña de seis años. En este caso la menor necesitó ser intervenida por las graves lesiones que le causó. También se produjo otra agresión el 22 de agosto de 2014 cuando abordó a una niña de siete años en una parque situado en la calle Gomeznarro.

Comentarios