sábado 25/9/21
tráfico

Las autoescuelas cifran las pérdidas por la huelga de examinadores en unos 80 millones de euros

Una de las posibles soluciones aportadas por el presidente de las autoescuelas ha sido "que se transfiera a las comunidades autónomas" las competencias de los examinadores.

Los examinadores piden medidas para evitar las agresiones
Hasta el momento se han dejado de hacer unas 200.000 pruebas de circulación

La Confederación Nacional de Autoescuelas (CNAE), reunida en Jerez de la Frontera (Cádiz), ha cifrado en unos 80 millones de euros las pérdidas en el sector por los paros que mantienen los examinadores de tráfico desde el pasado mes de junio y que se mantendrán en diciembre. En este sentido, hablan de "ruina" y cierres y piden un nuevo modelo de gestión del sistema de exámenes.

En rueda de prensa, el presidente de CNAE, José Miguel Báez, ha pedido "que se mire al exterior si el Estado no puede solucionar" el problema de la falta de plantilla de examinadores, como se hace en otros sectores en los que participan empresas privadas, como en sanidad. Otra de las posibles soluciones aportadas por el presidente de las autoescuelas ha sido "que se transfiera a las comunidades autónomas" esa gestión.

Hasta el momento se han dejado de hacer unas 200.000 pruebas de circulación, lo que supone más de un millón de horas perdidas

"Nos encontramos prisioneros de un modelo que perjudica duramente al sector porque dependemos de las decisiones de la DGT y de un colectivo público", ha añadido Báez, que ha explicado que por ello defienden un cambio de modelo en el sector de los examinadores. "Hay muchos ejemplos en otros países que garantizan la eficacia del servicio público sin estar al albor de los examinadores", ha afirmado.

El presidente de la Confederación de Autoescuelas ha afirmado que "la plantilla de examinadores de la DGT está muy mermada" y ha recordado que el propio ministro de Interior, Juan Ignacio Zoido, "reconoció en sede parlamentaria que faltaban 176 examinadores". En ese sentido, ha señalado que "cuando vengan 120 nuevos examinadores en enero, se habrán jubilado otros 50, por lo que el déficit seguirá existiendo".

Báez ha apuntado que "hasta el momento se han dejado de hacer unas 200.000 pruebas de circulación, lo que supone más de un millón de horas perdidas, 100.000 permisos menos expedidos y el cierre de numerosas autoescuelas".

"Esta huelga está produciendo un grave perjuicio a los centros de Formación Vial y a los miles de ciudadanos que ven obstaculizadas sus aspiraciones de acceder a un puesto de trabajo", ha concluido el presidente de la Confederación Nacional de Autoescuelas Españolas.