martes 7/12/21
Sucesos

Condenada a doce años de internamiento psiquiátrico la mujer que mató a su hijo de 2 años de 67 puñaladas

La mujer ató a los pies con una cuerda al niño y a continuación rodeó la cabeza y el cuello con una cinta de embalar, para terminar asestando al pequeño 67 puñaladas.

Los progenitores condenados por maltrato no podrán ver a sus hijos
La madre rodeó el cuello del niño con un cordón naranja y con el cable del cargador del teléfono móvil y apretó para asesinar a su hijo

La Audiencia Provincial de Madrid ha condenado a doce años de internamiento psiquiátrico a Alicia Ramos Rupérez por el asesinato de su hijo de dos años de edad, a quien en septiembre de 2014 asestó en su propio domicilio 67 puñaladas.

Así consta en una sentencia, a la que tuvo acceso Europa Press, en la que se condena a la procesada a doce años de prisión por un delito de asesinato, con la agravante de parentesco y la eximente incompleta de enajenación mental.

Pese a ello, los magistrados le imponen la medida de seguridad de internamiento en establecimiento adecuado para su tratamiento psiquiátrico por el mismo tiempo de la condena.

En el juicio, la mujer reconoció que lo hizo y que no estaba en su "sano juicio". Ante su reconocimiento, su abogado alcanzó un acuerdo de conformidad con el fiscal para fijar la citada condena.

Trastorno psicótico

El fiscal estimó que en el momento del crimen tenía "gravemente" afectadas sus facultades intelectivas y volitivas aunque "sin llegar a anularlas" a consecuencia de un trastorno psicótico no especificado. Por ello, solicitó en sus conclusiones finales que se le aplicara la eximente incompleta de enajenación mental.

La mujer fue condenada a 12 años de prisión pero debido al eximente de enajenación mental se ha cambiado la sentencia al mismo periodo internada en un centro psiquiátrico

Según los hechos, el 5 de septiembre de 2014 la acusada, "aprovechando la circunstancia de que el niño no podía defenderse por su corta edad", le ató los pies con una cuerda y a continuación rodeó la cabeza y el cuello con una cinta de embalar.

"Con la intención de acabar con su vida" -añade el representante del Ministerio Público- cogió un cuchillo de la cocina y asestó a su hijo 67 puñaladas en el abdomen e ingle.

Además, la madre rodeó el cuello del niño con un cordón naranja y con el cable del cargador del teléfono móvil y apretó también con el ánimo de matarle. A consecuencia de las agresiones el menor sufrió un "shock hipovolémico postherrágico consecutivo a heridas por arma blanca y asfixia mecánica concomitante secundaria a estrangulación y sofocación", que le produjo la muerte.