miércoles 8/12/21
ATENTADO EN BARCELONA

La ciudadanía clama contra el terrorismo y las políticas belicistas de los gobernantes

Miles de personas recorren las calles de Barcelona al grito de ‘No tengo miedo’ y consignas contra los gobernantes que promueven de algún modo los conflictos bélicos en Oriente Medio.

El Rey y el Gobierno de España han sido recibidos con pitos, abucheos y gritos de ‘Fuera, fuera’.

Revilla y otros representantes de la política cántabra han participado en la manifestación, mientras que en Torrelavega la comunidad musulmana ha leído un manifiesto y ha guardado un minuto de silencio por las víctimas.

Autoridades, entre las que se encontraba Miguel Ángel Revilla, durante la manifestación en Barcelona. Foto: PSOE
Autoridades, entre las que se encontraba Miguel Ángel Revilla, durante la manifestación en Barcelona. Foto: PSOE

Miles de personas, medio millón según el Ayuntamiento, han llenado en la tarde de este sábado las calles de Barcelona en la multitudinaria manifestación que estaba convocada a las 18:00 horas para mostrar el rechazo a los atentados que tuvieron lugar en Cataluña la semana pasada. Y como estaba previsto, la cabecera de dicha manifestación ha estado formada por 75 miembros de cuerpos de seguridad, trabajadores de servicios de emergencias y de entidades vecinales y ciudadanas, que han sido los encargados de llevar la pancarta con el lema de la convocatoria realizada por el Ayuntamiento de Barcelona y la Generalitat, ‘No tinc por’ (No tengo miedo). Sin embargo, lo que más se ha escuchado en un primer momento han sido los pitos al Rey Felipe VI a su llegada a la manifestación, así como al Gobierno de España, y las numerosas consignas contra las políticas belicistas de los gobernantes que promueven conflictos armados.

En la manifestación, en la que han participado varios representantes de la política de Cantabria como el presidente de la Comunidad, Miguel Ángel Revilla, o el secretario general del PSOE, Pablo Zuloaga, se han podido ver varias pancartas contras estas políticas que promueven los conflictos, la mayor de todas con el lema ‘Vuestras políticas, nuestras muertes’, acompañador de los rostros del exministro de Defensa Pedro Morenés, el Rey de Arabia, el Rey Felipe VI y los expresidentes Tony Blair (Reino Unido), George W.Busch (EEUU) y José María Aznar (España).

Un instante de la manifestación en Barcelona

A esto se han sumado gritos de “Fuera, fuera” al pasar las autoridades, lo que contrasta con los aplausos que han recibido los Mossos d’Esquadra durante la manifestación, en la que los familiares de las víctimas han ocupado un lugar preferente justo detrás de la cabecera.

ABUCHEOS

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, fueron los encargados de recibier al Rey en el paseo de Gràcia de Barcelona al llegar a la manifestación.

Fue entonces, durante el saludo inicial, cuando se produjo la primera fuerte pitada y los primeros abucheos. Durante la marcha el monarca, Rajoy, Puigdemont y Colau estuvieron acompañados por los presidentes del Congreso y del Senado, Ana Pastor y Pío García Escudero respectivamente, además de otros representantes políticos de toda España, entre ellos Revilla.

Un instante de la manifestación de Barcelona

El presidente de Cantabria ha aprovechado la ocasión para trasladar personalmente a Colau y a Puigdemont, a quien dirigió un telegrama el mismo día de los hechos, la solidaridad de los cántabros hacia Cataluña, las víctimas y sus familiares, así como el apoyo a las fuerzas y cuerpos de seguridad tanto autonómicos como del Estado para acabar con la lacra del terrorismo.

El manifiesto final de la manifestación ha sido leído, en la Plaza de Cataluña, por la actriz Rosa María Sardá y por la activista musulmana, portavoz de la Fundación IBN Batut, Miriam Hatibi. El acto ha finalizado con la interpretación del ‘Cant dels ocells’ a cargo de dos jóvenes músicos del Teatro del Liceo. 

CONCENTRACIÓN EN CANTABRIA

A la misma hora que comenzaba la manifestación en Barcelona, se celebraba en la ciudad de Ripoll otra concentración en favor de la convivencia.

Un instante de la concentración en Torrelavega contra los atentados de Barcelona. Foto: PSOE Cantabria

También a la misma hora se ha producido una concentración en Cantabria para rechazar el terrorismo y mostrar la solidaridad con las víctimas. Torrelavega ha sido el escenario de una manifestación convocada por la comunidad musulmana de la región en la que han participado diferentes miembros de la corporación municipal, entre ellos el alcalde, José Manuel Cruz Viadero, y representantes de varios municipios y partidos políticos.

Cerca de un centenar de personas se han dado cita en el Bulevar Demetrio Herrero, y varios de los asistentes a la concentración han expuesto carteles en los que se podía leer mensajes como ‘Islam es paz’; ‘El terror no tiene religión’ y ‘El Islam es tolerancia’, entre otras consignas. Un portavoz del colectivo ha expresado su "condena" a los actos terroristas, y también su solidaridad con las víctimas y su deseo de una pronta recuperación para los heridos en los terribles atentados que dejaron 14 víctimas. En homenaje a las víctimas se ha llevado a cabo un minuto de silencio

Cruz Viadero, por su parte, ha expresado su satisfacción por el hecho de que los musulmanes "han dejado muy claro que representan la paz, que quieren vivir junto con otras culturas en paz y que los terroristas no les representan". 
 
El alcalde ha agregado que "es importante que la ciudadanía sepa que los musulmanes que han venido a España, a Cantabria y a Torrelavega están por la paz y por la convivencia y en contra de todo acto terrorista".