domingo 23/1/22
CONSUMO

Chester y Roomba, dos nombres propios del hogar

Piezas clave con respecto al diseño y la comodidad, o la limpieza del hogar (respectivamente). Hablamos de estos dos elementos tan importantes.

Como todo objeto intemporal, el sofá chester también tiene sus imitaciones
Como todo objeto intemporal, el sofá chester también tiene sus imitaciones

El origen documentado más plausible que se dá a los sofás chester es que en el siglo XIX estos sofás sirvieron para decorar los clubs sociales más elitistas de la ciudad de Londres, cuyos socios sólo podían ser hombres. Y es que este artículo, totalmente atemporal, es una pieza clave del diseño de todos los tiempos y no hay lugar de postín, tanto clásico como moderno, que no tenga esta pieza que según los historiadores nació de las manos del ebanista del duque de Chesterfield, Philip Stanhope,un economista y diplomático inglés nacido a principios del siglo XIX  que fue mecenas del escritor Voltaire y que al ver cómo las personas de su servicio perdían la compostura al sentarse en los sofás habituales, hizo construir uno donde no se pudieran sentar bien erguidos, lo que da cuenta del carácter inglés. El sofá chester es todo un símbolo de la nación en la que reina Isabel II y los fabricantes de ellos dan garantía de toda una vida sobre estas piezas robustas que a menudo son tapizadas con piel y adornadas con grandes botones.

Como todo objeto intemporal, el sofá chester también tiene sus imitaciones, son aquellos sofás de igual diseño que se venden a precios más bajos y que estéticamente pueden tener la misma función, ya que muchas veces los sofás Chester los podemos ver en tiendas, restaurantes o lugares de paso, realzando su entorno y demostrando que tienen un valor decorativo en sí mismos.

Risto Mejide, el publicista reconvertido en presentador televisivo, usó el sofá chester como punto de unión de un programa de televisión de entrevistas en los que sentaba en un sofá Chester, semana tras semana, a sus entrevistados, cambiando solo el tapizado del mueble en función de la personalidad o el curriculum del invitado.

Durante el Imperio colonial británico, quienes divulgaron el sofá fueron los integrantes de la Armada de Su Majestad que lograron introducirlo en los salones de norteamérica, quizás por la nostalgia que estos hombres sentían de la madre patria. Y es que los sofás son siempre el centro de la decoración de todos los salones y estos no pueden resplandecer si no cuentan con una buena limpieza de la que sí se encargan los actuales robots aspiradores, que es mucho mayor y efectiva.

Roomba, el robot aspirador mejor valorado en páginas comparativas online

No ha habido otra pieza fruto de las nuevas tecnologías que haya sido tan bien acogida como los robots aspiradores, cuyas ventas se han disparado en los últimos años.

Para saber los pormenores de cada uno de ellos y de sus distintas marcas y modelos, una página web informa y valora cada uno de ellos, ya que se incorporan distintas funciones a cada nuevo modelo y estas características muchas veces les pasan por alto a los usuarios.

Para ello, las páginas web como Aspirame.es que realizan comparativas son altamente útiles para los clientes de cualquier producto.

Cuando vamos a comprar algo sobre cuyo tema somos profanos, podemos leer grandes glosarios técnicos de los que entendemos poco o nada, pero las webs comparativas explican detalladamente en qué consisten todos los detalles al comparar funciones. Hoy día, buena parte de los mejores aspiradores robots llevan consigo una aplicación a través de la cual se puede programar el nivel de limpieza deseado. Una aplicación que seguro que haría las delicias de un hombre tan rígido como el Marqués de Chesterfield, quien con el nombre de su cargo aristocrático dio nombre, en su versión abreviada, al sofá más conocido del mundo, que como los robots aspiradores en la actualidad, tenía una función de asepsia, en este caso, estética.