domingo 5/12/21
Redes Sociales

Chantajea a un vecino de Pamplona a través de Facebook

Un perfil falso que se hacía pasar por una chica joven le pide dinero a cambio de no mostrar sus fotos y vídeos desnudos a familia y amigos, intercambiados a través de una Red Social.
 

2016070314442713612
El hombre ha sufrido un chantaje por un perfil falso

Un vecino de la comarca de Pamplona ha denunciado las coacciones que viene sufriendo a través de Internet después de haberse intercambiado fotografías con una supuesta mujer en Facebook. La Guardia Civil de Navarra se ha hecho cargo de la investigación para tratar de averiguar quién se esconde detrás del engaño. 

Los hechos se han denunciado estos días después de que el hombre hubiera entablado conversación con una mujer a través de Messenger. Ambos se enviaron imágenes y fotos desnudos subiendo de tono hasta llegar a contenido de carácter sexual. Según publica navarra.com, la chica le había solicitado amistad al hombre hace unos días y decía llamarse Marie France Mirendes en esta red social, un perfil posiblemente falso creado por los chantajistas con imágenes de chicas cogidas también por Internet. 

Sin embargo, pasadas unas horas y después del intercambio de archivos de fotos y vídeos, el perfil de la mujer ha comenzado a exigir cantidades de dinero a cambio de que no se difundieran las imágenes de forma pública y, sobre todo, a los amigos y novia del vecino de la comarca de Pamplona a través también de Facebook.

La Guardia Civil ya había alertado en Navarra de este nuevo sistema de estafa a través a las redes sociales. La trampa se basa en la captación de hombres a través de estas para conseguir grabar vídeos comprometidos, chantajeándoles más tarde con difundir las imágenes.

Se trata de perfiles que se hacen pasar, habitualmente, por mujeres jóvenes y atractivas, que captan a los hombres a través de distintas redes sociales. Con el tiempo su comportamiento adquiere matices sexuales, llegando a proponer realizar una sesión con cámara a través de Skype o Messenger en Facebook. 

“Después de realizar varias sesiones de este tipo las mujeres se ponen en contacto con los usuarios exigiéndoles una cantidad de dinero como condición necesaria para no difundir el vídeo de dichas sesiones”, advierten desde Guardia Civil.

 

Comentarios