sábado 31/7/21
EMPLEO

Las ayudas para parados que no cobran prestación por desempleo quedan suspendidas por el momento

CCOO y UGT denuncian que el Gobierno no ha prorrogado el Plan Prepara, como aseguró que haría en el Consejo de Ministros de este viernes, cuya vigencia ha concluido al encontrarse la tasa de paro por debajo del 18%.

Los sindicatos critican que no se aborden otras medidas para garantizar la cobertura a los beneficiaros de estas prestaciones.

UGT denuncia que Rajoy ha logrado ahorro a costa de las ayudas a desempleados
Los sindicatos reclaman alternativas para la cobertura de parados de larga duración

El Plan Prepara surgió en una situación en la que el paro era muy superior en España al existente en nuestro contexto económico, al de la zona euro. La idea, como precisa Comisiones Obreras, era contar con un programa especial de protección por desempleo. El Plan, sin embargo, ponía una condición: se prorrogaría de forma automática mientras la tasa del desempleo estuviera por encima del 18%. Según la última Encuesta de Población Activa (EPA), la actual situación en España se sitúa por debajo de este porcentaje, de ahí que no se haya prorrogado. Los sindicatos alertaron de esto al Gobierno de Mariano Rajoy, que aseguró que a pesar de todo el programa se prorrogaría con un nuevo Real Decreto que, en principio, se debería haber aprobado en el Consejo de Ministro de este viernes, pero finalmente no ha sido así.

Para CCOO la necesidad del programa “sigue manteniéndose hoy en día”, pues la tasa de paro en 2016 en la eurozona era de 10,2% frente al 19,7% de España, es decir, una diferencia de más de 9 puntos, cuando antes de la crisis, entre el año 2004 y el 2007, la diferencia media era de 0,7 puntos.

El problema parece estar en una sentencia del Tribunal Constitucional, que ha determinado que el Programa PREPARA, en la medida en que es una subvención, debe ser gestionado por las Comunidades Autónomas para no contravenir la distribución de competencias en materia de empleo.

Ante esta situación, tanto CCOO como UGT han denunciado que no se aborden otras medidas para garantizar la cobertura a potenciales beneficiarios de este Plan hasta la efectiva entrada en vigor del nuevo Real Decreto, y reclaman la retroactividad de la ley para no dejar desamparados a estos desempleados hasta el 15 de agosto, de modo que “ningún desempleado se quede sin protección”.

Asimismo, argumentan que la cuantía de las prestaciones para el número de personas protegidas “son claramente insuficientes, desde 2010 solamente se ha incrementado el IPREM en un punto y tampoco se puede considerar suficiente que una de cada cuatro personas paradas esté protegida”. Por eso, “esta insuficiencia debe conducir a una modificación del conjunto de las prestaciones, contemplando desde su cuantía, dependiendo de los ingresos familiares o a prestaciones sin límites temporales, a con qué tipo de fondos se financian las diferentes prestaciones”.

Por su parte, UGT exige al Gobierno que “se ponga en marcha el diálogo social para reformar toda la protección por desempleo de este país para que proteja más y mejor, y se suba la tasa de protección por desempleo actualmente en el 54,6%”.