lunes. 04.07.2022
MEDIO AMBIENTE

La arquitectura y la tecnología al servicio del ahorro de energía

Cómo utilizar la creación de espacios y artilugios tecnológicos para contribuir a una mejora en la salud medioambiental del planeta.

Arquitectos de todos los lugares del mundo tratan de desarrollar proyectos que sean los más eficientes posible
Arquitectos de todos los lugares del mundo tratan de desarrollar proyectos que sean los más eficientes posible

Tratar de reducir al máximo el consumo de energía es una prioridad hoy en día, y más después de décadas en que el despilfarro de ésta no era censurado por ningún estamento público ni privado, salvo para los ecologistas que eran tratados de alarmistas. Pero hoy en día, la situación es tan alarmante y el planeta está tan resentido, que no tenemos más remedio que  tratar de trabajar en este sentido y ahorrar energía en la mayor medida de nuestras posibilidades.

Arquitectos de todos los lugares del mundo tratan de desarrollar proyectos que sean los más eficientes posible, ya se trate de grandes centros u otros emplazamientos o de casas. Es lo que se llama arquitectura sustentable, sostenible, verde o medio ambiental consciente, que se crea desde el proyecto mismo hasta el mínimo detalle, teniendo en cuenta los materiales de construcción a usar, el ecosistema del entorno y dando prioridad a la energía solar como método de calefacción. En portales especializados como la página web 3ehouses.eu se da buena cuenta de algunas de las casas de bajo consumo más conocidas de Europa y aunque las hay y la gente cada día está más concienciada, todavía hay mucho camino por recorrer en este sentido.

Robótica casera, artilugios para el ahorro de energía en el hogar

La robótica casera se ha visto revolucionada con la aparición del Roomba, un robot aspirador que ha dado la vuelta a la tediosa tarea de limpiar la casa, basta con enchufar el artilugio a la corriente y él mismo recoge todo cuanto se encuentra en su camino. Es ideal para aquellos hogares en las que habitan mascotas y reduce el trabajo de los amos y las amas de casa.

A Roomba le han salido miles de competidores, que es algo habitual cuando aparece en el mercado un artículo que causa fascinación y éxito comercial. Los medios clones o las aproximaciones son de mejor precio, porque el Roomba no es barato, aunque existen diferentes modelos del mismo que se ajustan a todas las opciones de bolsillo. Consultando páginas online como Tgusta.es, el consumidor podrá informarse de todos los detalles a través de usuarios de este artilugio que hablan desde el sentido común. No basta con comprar cualquier robot, hay que tener en cuenta que ofrezca diferentes características como un buen sensor para no caerse por las escaleras, un sistema anti enredo que hará que el robot no se quede entrelazado entre cables, una buena aspiración hipoalergénica o un sistema de retorno automático a la base de carga, entre otras.

Lo barato sale caro y a la hora de comprar un robot debemos conocer todo lo que es capaz de ofrecernos, porque sino podemos caer en el riesgo de no sacar el máximo partido de ellos. Lo que está claro es que el Roomba ha revolucionado los hogares españoles y es el primer elemento robótico aceptado en masa. No sabemos cuál será el segundo paso, pero tanto en robótica como en arquitectura y en todos los demás ámbitos, la sociedad tiene que tender a administrar esfuerzos y a ahorrar energía para el bien de todos y del futuro del planeta.