jueves 2/12/21

El 15 de abril la Policía Local de Oviedo abatía a tiros a un jabalí en el centro de la capital asturiana, después de intentar devolverlo al monte y ante el riesgo para los vecinos de la ciudad. El animal estuvo deambulando durante cuatro días por las calles de Oviedo, causando algunos daños y enfrentándose a los viandantes.

El lunes irrumpió en las instalaciones de un Centro Materno Infantil en la calle Pedro Masaveu, según publica El Comercio. También protagonizó un incidente el jueves, cuando “se enfrentó” a un señor, según han informado fuentes municipales. El viernes fue visto por calles próximas al Auditorio Príncipe Felipe hasta llegar a la plaza de Castilla.

Antes de ser abatido, el animal recorrió media ciudad y los agentes primero intentaron devolverlo al monte, sin éxito. Usaron dos disparos para matarlo, y quien los hizo fue un agente que tiene autorización por parte del Principado para ello y que empleó el arma reglamentaria, conforme señalaron las mismas fuentes.