jueves 6/5/21
ENTREVISTA

La primera Escuela de Pastoras del Siglo XXI nace en Cantabria

Vacas en Campoo de Yuso
Vacas en Campoo de Yuso

Cada vez son más las familias que deciden apartarse de la gran ciudad y buscar un futuro en el entorno rural. La pandemia ha animado a la vuelta a los pueblos y son muchas las mujeres que comienzan a ver en este medio un futuro tanto laboral como personal. En este contexto nace la primera Escuela de Pastoras del Siglo XXI que se desarrollará en Cantabria y que pretende convertir a las mujeres en "empresarias en el medio rural", contribuyendo así a fijar población, favorecer el relevo generacional y frenar la despoblación. Lidia Díaz, presidenta de la Asociación Española Contra la Despoblación (AECD), presenta el proyecto.

-¿Cómo surgió la idea de crear la Escuela de Pastoras?

Debido a las necesidades que detectamos sobre todo en mujeres que ya eran ganaderas y que nos decían que a ellas les haría falta una formación más acorde a sus necesidades y que conciliase la vida laboral y personal. También nos llegaron peticiones de muchas personas, sobre todo mujeres, que querían iniciarse en la ganadería, volver al mundo rural y no sabían cómo hacerlo. De ahí surgió la idea.

-¿Qué supone para las mujeres jóvenes del entorno rural?

Esta primera edición de la Escuela de Pastoras que vamos a realizar en Cantabria está enfocada no solo a mujeres jóvenes, ya que queremos que sea intergeneracional para así crear una red entre ellas para ayudarse mutuamente. Nuestro enfoque es que las mujeres jóvenes que viven en el medio rural vean allí una salida profesional en algo con lo que han crecido y en lo que siempre han ayudado. Estas personas tienen mucho saber pero en muchos casos no son capaces de darse cuenta de ello y no se ven con impulso para iniciar un proyecto propio. Va a influir en que las mujeres jóvenes que se plantean irse porque no ven salida quieran quedarse y que otras que puedan llegar de la ciudad vengan y se queden a vivir en el pueblo. Todo con ese intercambio generacional que también es necesario. Hay que recordar que uno de los grandes problemas a los que se enfrentan los pueblos es al relevo generacional.

-¿Puede ser esta una buena forma de luchar contra el despoblamiento?

Desde la Asociación, a nivel nacional, creemos y después se confirmará, que esta es una forma de luchar contra la despoblación ya que con estas acciones estamos poniendo de manifiesto que la riqueza económica y social también está en el medio rural y eso impulsará a muchas mujeres a quedarse y a venir también.

Una de las cosas que más queremos es que surjan empresas de aquí

-¿En qué consisten los cursos?

La Escuela de Pastoras del Siglo XXI está constituida de una forma completamente transversal. Es innovadora y la formación será a nivel nacional ya que vendrán mujeres de toda España. En los cursos hablamos de todo tipo de temas, desde el cuidado del ganado, silvopastoril para evitar incendios, la producción, la venta, el marketing, la reproducción de rebaño y la gestión de trabajo como una empresa, porque una de las cosas que más queremos es que surjan empresas de aquí. Estamos hablando de 460 horas de formación teórica online y 255 de práctica presencial que realizaremos en un fin de semana al mes en las granjas y ganaderías de personas de Cantabria para que pueda haber ese intercambio de sabiduría del que hablábamos antes.

-¿Qué recepción habéis tenido hasta ahora?

Estamos muy contentas con la recepción que hemos tenido a nivel de mujeres inscritas. Hasta ahora han sido 265 mujeres en un mes y medio y seguimos recibiendo emails de otras que preguntan cuándo se va a abrir segundo plazo porque quieren realizarlo. Esto demuestra que las necesidades que detectamos al principio son reales. En cuanto a nivel de organizaciones, aunque es cierto que algunas sí que lo están recibiendo como una necesidad y como una forma de evitar la despoblación y fijar así población, nos está costando bastante más. Seguimos luchando porque evidentemente queremos que la escuela sea una realidad.

-¿Cuáles son vuestros planes de cara al futuro?

Lo primero es conseguir la financiación suficiente para que las mujeres puedan realizar el curso y es en lo que estamos trabajando. Lo siguiente será realizar más cursos, probablemente uno al año, y también diversificarlos en todo el territorio español. Esta primera práctica la realizaremos en Cantabria, en todos los valles de aquí, por varios motivos. Primero porque la ideóloga de este proyecto, Susana Pacheco, es la representante de Cantabria en la Asociación Española contra la Despoblación y, por lo tanto, por lógica, debe llevarse a cabo aquí. La sede la dejaremos en Cantabria, si bien es cierto que la intención es realizar otros cursos en otras partes de España y sacar la escuela hacia países como Portugal y otros de Sudamérica, que son conocedores del proyecto. 

Comentarios