lunes. 27.06.2022
ENTREVISTA

“El perfil del residente ha cambiado porque la sociedad, en general, ha cambiado”

La coordinadora y jefa de Estudios de la Unidad Docente de Atención Familiar y Comunitaria del SCS, Asunción Vélez, cree que hay que hacer un “diagnóstico” de las plazas actuales de médicos residentes

Asunción Vélez
Asunción Vélez

La doctora Asunción Vélez Escalante se licenció en la Facultad de Medicina de la Universidad de Cantabria en 1994, finalizó su formación MIR de Medicina Familiar y Comunitaria en 1997 en Ciudad Real y, en cuanto la oferta laboral le dio la oportunidad, volvió a Cantabria. Fue en el año 2003, año en el que empezó a desarrollar su actividad asistencial como médico de Atención Primaria en distintos Centros de Salud de la Comunidad (en la actualidad su plaza está en el Centro de Salud de Puente San Miguel), y desde el 2018 ocupa el puesto de Coordinadora y Jefa de Estudios de la Unidad Docente Multiprofesional de Atención Familiar y Comunitaria en la Gerencia de Atención Primaria del Servicio Cántabro de Salud. En esta entrevista para el Colegio de Médicos de Cantabria Asunción Vélez repasa la actualidad de una especialidad, la de Medicina de Familia, que no pasa por su mejor momento.   

-Tu eres la responsable de Formación de Medicina de Familia, una especialidad fundamental para el Sistema de Salud pero poco demandada ¿por qué crees que es así?

En mi opinión, no es que sea poco demandada, sino que, en la actualidad, la oferta ha superado a la demanda, al contrario de lo que ocurrió a nuestra generación. Medicina Familiar y Comunitaria ofrece el 25% de las plazas totales para la formación MIR; la oferta ha crecido exponencialmente en los últimos años muy por encima del resto de especialidades.

Es cierto que el Sistema Sanitario tiene una gran necesidad de profesionales de medicina y más aún en Atención Primaria, pero no parece que aumentar el número de plazas ofertadas en esta especialidad pueda ser la única solución al problema.

-¿Qué medidas crees que  la Administración debe poner en marcha para poner en valor esta especialidad?

Ojalá tuviera una respuesta certera a esta pregunta, si yo conociera la fórmula mágica la haría pública inmediatamente. Creo que una opinión bastante consensuada es que la Atención Primaria como primer nivel asistencial y pilar fundamental del sistema sanitario está infradotada, tanto en recursos materiales como humanos, para empezar a mejorar es necesario que la dotación presupuestaria sea adecuada a sus necesidades. 
-Cuéntanos cuantos tutores y formadores componen tu equipo y si son suficientes para atender las necesidades formativas para los futuros médicos de Familia

Cada año, con la incorporación de la nueva promoción de residentes, actualizamos el censo de tutores y puedo confirmar que a día de hoy tenemos acreditados más de 80 tutores de Medicina Familiar y Comunitaria distribuidos en 22 centros docentes. Esto garantiza una ratio docente 2:1 (2 residentes por tutor) acorde con las recomendaciones del programa formativo. Continuamos recibiendo solicitudes de acreditación de nuevos tutores cada día; por ejemplo, en la próxima comisión de docencia que se celebrará el día 21 de junio tenemos 9 solicitudes encima de la mesa pendientes de aprobación. Además de un gran número de colaboradores docentes en el medio rural, pediatría de Atención Primaria, SUAP y otros dispositivos docentes adicionales.

La rotación en el medio rural es uno de los puntos fuertes de nuestra unidad docente. En los últimos años estamos recibiendo entre 12 y 14 solicitudes de residentes de otras comunidades para realizar su rotación en el medio rural en Cantabria.

Con la intención de estimular y motivar la actividad docente, este año hemos elaborado un itinerario formativo específico para los tutores de Atención Primaria con contenidos sobre metodología docente en forma de sesiones bimensuales de febrero a noviembre, que ha tenido gran acogida, y nos hemos visto obligados a duplicar el calendario para dar cabida a todas las solicitudes. También hemos organizado en el mes de abril una jornada formativa compartida con tutores de enfermería, ya que nuestra Unidad Docente es Multiprofesional, que resultó un éxito en participación y valoración de contenidos.

Toda esta tarea sería imposible si no contara con un equipo que se implica al máximo cada día en la gestión docente, trabajando de forma cooperativa y colaborativa.

-¿Por qué crees que los Mires eligen menos Cantabria que en épocas anteriores?

En cuanto a la elección del destino por los MIR, Cantabria no ha sido diferente a otras comunidades; a la vista de los datos, se han centralizado en las grandes ciudades y grandes hospitales de referencia. La mayoría de las Unidades Docentes han sufrido el mismo problema este año y ha sido más acusado en aquellas comunidades que no podemos ofrecer grandes áreas metropolitanas.

-Y ¿por qué crees que no se han cubierto todas las plazas MIR de Médicos de Familia y de otras especialidades?

Hay múltiples factores que están influyendo en este cambio de tendencia. Todas las Unidades Docentes estamos trabajando en el análisis de las causas porque si llegamos a tener un buen diagnóstico, será más fácil encontrar la solución. Algunas ideas sobre las que reflexionar podrían ser:

  • El gap generacional hace que las expectativas de los jóvenes aspirantes pueden no estar cubiertas con la oferta que realizamos.
  • En cuanto a Medicina Familiar y Comunitaria, es una especialidad muy denostada en los últimos años y su prestigio ha decaído notablemente tras la pandemia.
  • La relación entre la oferta y la demanda, como decía al principio, también influye en el resultado final. Nunca antes había ocurrido que cada aspirante pudiera optar a 1,5 plazas.

Podríamos seguir enumerando más causas pero es mejor realizar un análisis formal antes de extraer conclusiones.

-Con respecto al perfil de los Mires que eligen Medicina de Familia ¿crees que ha cambiado en los últimos años?

Efectivamente el perfil del residente ha cambiado porque la sociedad en general ha cambiado, y los residentes pertenecen a esta nueva generación del cambio. El sistema de valores es diferente, tienen otras necesidades, otras expectativas y plantean otras exigencias. Los tutores, jefes de estudios, equipos directivos y sistema sanitario al completo debemos hacer un esfuerzo para adaptarnos a estos cambios e incluso diseñar un nuevo modelo docente y también asistencial. Es necesario ser innovadores y creativos para evolucionar en positivo.

-Para terminar, ¿cuáles son tus planes a corto y medio plazo para mejorar la formación de los residentes de Familia?

En este momento estamos implementando ya los cambios del programa formativo en los que hemos trabajado en los últimos meses a través del Grupo de Mejora de la Calidad Docente. Era necesario aumentar el tiempo de estancia en Atención Primaria para ajustar el itinerario al programa de la especialidad, disminuir las jornadas de atención continuada y poner en marcha el proyecto de investigación fin de residencia.

A medio plazo, queremos aumentar la oferta formativa complementaria con talleres de ecografía o cirugía menor, por ejemplo, que son muy solicitados por los residentes en formación y que no pudieron realizarse hasta ahora por las restricciones por COVID. Además de poner en marcha proyectos docentes estructurados en cada centro de salud adaptados a las competencias profesionales, el trabajo el equipo, la investigación y los valores profesionales. 

 

“El perfil del residente ha cambiado porque la sociedad, en general, ha cambiado”
Comentarios