miércoles 27/10/21
UNIDOS PODEMOS

"Nuestro objetivo no es simplemente ganar las elecciones sino ganar el futuro para la mayoría social”

Los candidatos de Unidos Podemos al Congreso y al Senado por Cantabria, Rosana Alonso y Kevin Botejara, analizan las principales propuestas de la coalición en temas como los pactos postelectorales y las necesidades más urgentes en Cantabria.

Los candidatos al Congreso y al Senado por Unidos Podemos en Cantabria, Rosana Alonso y Kevin Botejara
Los candidatos al Congreso y al Senado por Unidos Podemos en Cantabria, Rosana Alonso y Kevin Botejara

A falta de unos días para que los españoles y los cántabros vuelven a votar el futuro del país, los candidatos por Cantabria de Unidos Podemos al Congreso de los Diputados y al Senado, Rosana Alonso y Kevin Botejara respectivamente, analizan los futuros pactos, políticas y aspiraciones de la coalición en la región y en el Estado. Ambos candidatos repiten respecto al 20D, y consideran que eso no va a ser negativo, al contrario, les permite presentar “un cambio político”, para el que es necesario el PSOE, con algo que los ciudadanos ya conocen.

Tras una legislatura de apenas cuatro meses, algunos partidos han decidido cambiar sus listas, ya sea de candidato o con una coalición. ¿Cree que los votantes aprecian estos cambios o prefieren la seguridad de lo ya conocido?

Kevin Botejara: Nosotros siempre hemos dicho que nuestro objetivo no es simplemente ganar las elecciones sino ganar el futuro para la mayoría social. Para alcanzar esta meta no basta una única organización o partido, por ello siempre hemos tendido la mano a todos aquellos que comparten la creencia y la voluntad de construir un futuro próspero para la ciudadanía. Hicimos lo propio en diciembre, fue bueno, pero no suficiente, y por ello no dudamos en buscar nuevos acuerdos y sumar más gente. Estamos orgullosos de nuestra candidatura porque es aún más amplia y plural, y por ello es la que más se parece a la España de carne y hueso, frente a la del papel que describe el Partido Popular. Por eso creo que somos al tiempo un cambio y algo conocido. Un cambio políticamente y algo conocido porque somos y vivimos la realidad que los votantes ven día a día.

Un cambio políticamente y algo conocido porque somos y vivimos la realidad que los votantes ven día a día

Se prevé una mayor abstención y una pérdida de votos de todos los partidos. ¿Confía en obtener mejores resultados que en el 20D en Cantabria?

Rosana Alonso: Este 26 de junio hay un escenario más claro que el pasado 20 de diciembre. Por un lado, la ciudadanía ya conoce con mayor claridad lo que representa cada opción, por lo que cada formación política ha trabajado durante estos meses. Por ejemplo, nosotros ya defendimos en el Congreso los intereses de la gente de Cantabria. Tanto con el tema del fracking, como de la reindustrialización del Besaya y Reinosa como, también, con el asunto de la Senda Costera de Santander. Por otro lado, la situación es mucho más clara. Para estas elecciones solo hay dos opciones: el cambio que viene al ritmo de millones de corazones que laten por construir un país en el que nadie quede atrás, o el inmovilismo cuyo principal y casi único argumento es el miedo y la resignación. Ante este escenario, confiamos en obtener un mayor respaldo de la gente tanto en España como aquí en Cantabria.

Voto volátil, más competencia, pactos difíciles y sobre todo una ciudadanía más informada, ¿qué es lo que deberían de esperar de ustedes los cántabros que les voten? 

KB: Para empezar, coherencia. Cuando el PP estaba en el gobierno autonómico se subió a la marea social en contra del fracking, cosa que nos parece buena, pero sin embargo en Madrid votaba justo lo contrario, a favor de permitir la fractura hidráulica. Compartimos algunas medidas con el PSOE, como la necesidad de reindustrialización,  pero el PSOE ha tenido muchas oportunidades que ha dejado pasar, y hasta ha dejado promesas incumplidas (no olvidamos tampoco el AVE que iba a traer José Blanco) y por eso no creemos que pueda liderarlas con firmeza, aunque sí contamos con su apoyo para llevarlas a cabo conjuntamente.

La ciudadanía ya conoce con mayor claridad lo que representa cada opción

Por lo demás, en materia de pactos, la ciudadanía para empezar y a diferencia de otros partidos al menos tiene algo que esperar de nosotros porque somos los únicos que están hablando no de sus resultados, sino del proyecto de gobierno que queremos elaborar a partir del día 27.

Podemos ha solicitado al PSOE un acuerdo para acudir juntos al Senado, pero finalmente no se ha materializado. ¿Cree que es posible lograr su apoyo para formar grupos después del 26J?

KB: Creo que es posible y que es necesario el apoyo del PSOE, para esto y para muchas cosas, espero incluso que para que podamos gobernar y cambiar el rumbo de la dirección política, que en la calle es una demanda urgente, no podemos permitirnos mantener la continuidad de las políticas del colapso económico y la precariedad. En todo caso, tenemos que asumir la situación actual: se ha acabado el tiempo de legislar a base de imposición de números y toca dialogar y llegar a acuerdos. Creo que en este sentido la dinámica que hemos logrado tener a día de hoy en el Parlamento de Cantabria es un buen antecedente que replicar. Ninguna ley sale a día de hoy del Parlamento sin haber pasado por un proceso de diálogo.

¿Cree que es posible que la coalición Unidos Podemos logre el segundo diputado en Cantabria, o su objetivo principal es mantener lo conseguido el 20D?

Somos los únicos que están hablando no de sus resultados, sino del proyecto de gobierno que queremos elaborar a partir del día 27

RA: Nuestro objetivo principal es lograr que la mayoría social de esta tierra esté representada con la máxima fuerza posible para que su voz se escuche y su corazón lata con fuerza en el Congreso de los Diputados. Para que Cantabria sea parte activa de la construcción del nuevo país que las gentes y los pueblos del mismo vamos a protagonizar a partir del 27 de junio. Por ejemplo, es probable que se establezca un debate sobre la articulación territorial del Estado en esta próxima legislatura. Ante eso, Cantabria no debe de medirse en comparación con nadie, sino, en esa articulación, aspirar a jugar el papel que más progreso y beneficios le traiga a la gente de esta tierra. Para ello es imprescindible que este proyecto que solo se debe a la gente, cuente con el mayor apoyo posible. Además, sería muy importante obtener la presencia de un Senador que sirviera para recordar que esa cámara debe de convertirse, de facto, en una cámara territorial donde los intereses de Cantabria sean defendidos con la máxima fuerza posible.

Comentarios