miércoles 3/3/21
PAULA FERNÁNDEZ

“Cantabria no ha cerrado los bares, se han cerrado los interiores de los bares”

La consejera de Presidencia señala que Cantabria está preparando la vacunación de Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, bomberos y agrupaciones de Protección Civil, pero no hay fecha concreta para el colectivo de docentes.

La consejera de Presidencia, Interior, Justicia y Acción Exterior, Paula Fernández | Foto: edc
La consejera de Presidencia, Interior, Justicia y Acción Exterior, Paula Fernández | Foto: edc

Paula Fernández Viaña (Bárcena de Pie de Concha, 1971) nos recibe en la sede de su Consejería, ubicada en la quinta planta de Peña Herbosa. La titular de Presidencia, Interior, Justicia y Acción Exterior, el miembro del Gobierno más próximo a Miguel Ángel Revilla, defiende la gestión del Ejecutivo durante esta pandemia que está a punto de cumplir un año en España, destacando la coherencia de las medidas y subrayando que en la comunidad nunca se han cerrado bares. Su Consejería, una de las más grandes del bipartito PRC-PSOE, es paraguas para muchas iniciativas transversales que afectan a todos los sectores, como el problema de la despoblación. Hablamos con ella sobre la actualidad del Gobierno, los retos de Cantabria y la gestión de la crisis del Covid-19.

Cantabria ha sido una de las comunidades menos afectadas por el coronavirus durante la tercera ola y se habla de desescalada, ¿qué idea tienen en el Gobierno de cómo afrontar este proceso?

El proceso nos lo marca la autoridad sanitaria, como ha sido siempre. En la Consejería de Presidencia llevamos la dirección jurídica del Gobierno, y hemos tenido que ir al Tribunal Superior de Justicia de Cantabria a defender los argumentos que los informes nos daban para las decisiones del presidente y del consejero de Sanidad. En Cantabria ha habido mucha coherencia, y todas las decisiones se han tomado según la fase en la que estábamos, y en la fase 3 la decisión sanitaria era no abrir el interior de los bares. Si pasamos a la fase 2, se podrá abrir el interior. Creo que la coherencia ha sido fundamental para atajar la pandemia, y han dado resultado. A los datos objetivos nos remitimos: Cantabria, quitando Canarias, ha sido la mejor comunidad en afrontar esta tercera ola.

Cantabria, quitando Canarias, ha sido la mejor comunidad en afrontar esta tercera ola

Cantabria no ha cerrado los bares, se ha cerrado los interiores de los bares, aunque es cierto que hay muchos que no tienen terraza. No se han cerrado comercios, solo en la última restricción los de más de 400 metros cuadrados. A pesar de las circunstancias y del daño económico que evidentemente va a haber, hemos sabido llevar ese equilibrio entre sanidad y economía tan complicado.

A nivel nacional ha habido una comunidad que ha enarbolado la bandera en defensa de la hostelería. ¿Cree que las decisiones tomadas pueden pasar factura electoral?

Nosotros siempre vamos a enarbolar la defensa de la hostelería. Nadie puede pensar que la hostelería es la culpable, pero lo que tenemos que reflexionar es qué negocios se ven más afectados por el Covid. El hostelero no se puede reinventar. Lo que es cierto es que en el interior de un bar, o en la terraza, nos quitamos la mascarilla durante mucho tiempo y nos acercamos a menos de un metro y medio de la persona que está al lado. El problema es el negocio del que se trata. Pero no creo que vaya a pasarnos factura. El presidente se ha pasado todo el verano y gran parte de septiembre y de octubre defendiendo a la hostelería y que vinieran a Cantabria, que era zona libre de Covid. Hemos tenido mucha menos repercusión en las anteriores oleadas por el extraordinario sistema sanitario, que se pone en valor cuando vienen las complicaciones, como se ha puesto en valor el sistema de vereda en la justicia de Cantabria o como se ha puesto de manifiesto el buen nivel informático del Gobierno, que permitió a tantos empleados públicos trabajar desde sus domicilios.

La consejera de Presidencia, Interior, Justicia y Acción Exterior, Paula Fernández | Foto: edc La consejera de Presidencia, Interior, Justicia y Acción Exterior, Paula Fernández, durante la entrevista | Foto: edc

Ha pedido en Europa vacunas suficientes para vacunar al 70% de la población en verano. ¿Lo ve factible con la situación actual?

El Gobierno está haciendo los deberes. Está estableciendo el protocolo de vacunación, los colectivos prioritarios. Si miramos atrás lo que tenemos es un escenario como el que tuvimos cuando todo esto empezó y no había medios de protección, se cortó el suministro, nos lo cambiaban por el camino,… Se ha vuelto a repetir con las vacunas. Todos hemos pedido a Europa que esté a la altura de las circunstancias y haga que se cumplan los compromisos de las grandes farmacéuticas. Estamos en una situación en la que, en cuanto recibamos las dosis, tenemos que tener todo preparado para ir poniéndolas en los grupos que están determinados por el Ministerio, pero que adaptamos a nuestra población. La Consejería de Presidencia está trabajando con toda la preparación del listado de servicios básicos que recibirán la vacuna. Hablo de bomberos, de agrupaciones de Protección Civil. Tenemos detalladas las edades, si tienen algún tipo de enfermedad. Todo ese trabajo se está haciendo en cada ámbito. Además, estamos preparando la vacunación de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, y de agrupaciones de Protección Civil, pero todavía no hay una fecha concreta para la vacunación de docentes.

El escenario que tuvimos cuando todo esto empezó se ha vuelto a repetir con las vacunas

En la calle se respira optimismo con la llegada de las vacunas.

La pandemia pasa muy deprisa por muchas fases. En enero teníamos una esperanza terrible y nos pensábamos que en febrero estaríamos todos vacunados. Eso es un error. La fatiga pandémica que tenemos nos lleva a tener unas expectativas que luego no se corresponden con la realidad. Tanto el Presidente como el consejero siempre hablaban de seis meses, pero todos escuchamos lo que queremos escuchar, y es lógico. Esta última ola ha sido muy difícil y muy complicada. Antes hablábamos de abrir los interiores de bares, pero si no estamos suficientemente vacunados y entramos en una cuarta ola, no lo aguantamos. Ni sanitaria ni económicamente. Lo que han hecho otras comunidades es abrir 15 días y luego un mes todo cerrado. Cantabria no ha ido a saltos. Los bares nunca se han cerrado, se han cerrado los interiores, y efectivamente en muchos casos supone cerrar el bar.

Cantabria ha reclamado reformas para poder dictar decretos-leyes en caso de urgencia, pero el Congreso lo ha rechazado. ¿En qué situación queda la comunidad?

Estamos en espera, mínimo otros dos años. Hay que reformar nuestro Estatuto de Autonomía. Teníamos una oportunidad de incluir una enmienda a raíz de la reforma que se estaba tramitando en el Congreso, pero eso ha desaparecido porque ninguno de los partidos ha apostado por esa capacidad de legislar que podría tener la Comunidad Autónoma. Ahora estamos estudiando la trasposición del Real Decreto de los Fondos de Recuperación y Resiliencia de 30 de diciembre del Estado, y si con nuestra normativa es necesario hacer un texto con fuerza de ley, tendríamos que mandarlo al Parlamento y solicitar a los grupos la urgencia necesaria para empezar a tramitarlo. Pero hemos vuelto a perder el tren, una pérdida importante de una capacidad legislativa que tienen casi todas las comunidades autónomas y que la pandemia lo ha puesto de manifiesto.

Estamos preparando la vacunación de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, y de agrupaciones de Protección Civil, pero todavía no hay fecha para la vacunación de docentes

Respecto al Estatuto de Autonomía, ¿considera que sería necesario adaptarlo a los nuevos tiempos?

Para cualquier reforma nos esperan otros dos años. En Cantabria tenemos una idea que comparto, y es que toda reforma de nuestra ley más importante tiene que hacerse con el mayor consenso posible. Para llegar a eso hay que trabajar mucho por el camino, pero lo cierto es que después de dos años de trabajo solo para un tema, igual no merece la pena tanto camino recorrido. Hay que sentarse y establecer todos los artículos que podamos poner de actualidad para llevar al Congreso una reforma de peso.

El comienzo del año ha estado marcado por varios incidentes de emergencias. ¿Qué valoración hace del servicio?

Es cierto que las salidas de la población han aumentado, y es un turismo que no podemos perder. Y es cierto también que tenemos un cambio climático que nos lleva a tener emergencias con las que nunca habíamos contado, como las inundaciones de Campoo, que espero que no se vuelvan a repetir. Ante eso, Cantabria tiene un servicio puntero en España y en Europa, que sabe hacer de todo y está especializado en acantilado, mar, montaña, picos, cavidades,… En el rescate vertical somos pioneros en Europa. Pero a los medios humanos se suman los medios materiales, con la incorporación en estos meses del nuevo servicio del helicóptero. También hemos puesto un depósito de combustible de 10.000 litros en Tama que nos permitirá ganar tiempo. Es un servicio extraordinario que es público y del que no vamos a prescindir nunca.

La consejera de Presidencia, Interior, Justicia y Acción Exterior, Paula Fernández | Foto: edc Fernández cree que Cantabria parte con ventaja ante el desafío de la despoblación | Foto: edc

Se ha valorado la posibilidad de repercutir la tasa de este servicio a los usuarios. ¿Cómo se articularía una medida como esta?

Los supuestos del hecho imponible en los que el Gobierno repercute la tasa están recogidos en la ley, previo informe de los rescatadores que atienden la emergencia. Hemos tenido el caso de la búsqueda de unas personas que no iban preparadas para la travesía, y esa es una de las causas que recoge la ley. Hubo otro caso en el que unos surfistas, con una predicción de tiempo de alerta roja, salieron a la mar y tuvieron que ser sacados por un particular en la moto acuática. El helicóptero no pudo salir por el tiempo, por lo que no se repercutió la tasa. Son todos supuestos tasados en la ley, no momentos en los que se comete una imprudencia. Tenemos que tener claros los hechos, y siempre con el informe del técnico. Una imprudencia por sí sola no da seguridad jurídica.

La fatiga pandémica que tenemos nos lleva a tener unas expectativas que luego no se corresponden con la realidad

Cantabria lleva años luchando contra la despoblación. ¿En qué está trabajando la comunidad para mitigar este reto demográfico?

Es otro asunto en el que Cantabria parte con ventaja porque ha hecho los deberes, como la red de carreteras tan importante que tenemos o una conectividad envidiable. Quedan puntos oscuros, pero por ejemplo en Burgos, desde 1999, han desaparecido 64 pueblos. Eso es despoblación dura. Ahora la apuesta es el 5G, y las comunidades que formamos el Foro de Comunidades Autónomas con Desafío Demográfico hemos apostado ante el Ministerio de Transición Ecológica porque los Fondos de Recuperación de la UE tengan en su punto de mira la transversalidad del despoblamiento y haya medidas de discriminación positiva para todos los proyectos sobre este tema. Valderredible, por ejemplo, a pesar de los 56 pueblos y la orografía, tiene dos consultorios médicos, tiene colegios, un transporte escolar que vale el triple que otras comunidades mayores. El Consejo Asesor de Despoblamiento está elaborando la estrategia de Cantabria, que se aprobará en marzo, trabajando con los Grupos de Acción Local, la Universidad, cada consejería del Gobierno,… Llevaré el borrador a los grupos parlamentarios para que aporten y lo enriquezcan, pero seguimos trabajando porque no podemos parar. Educación, por ejemplo, estableció en siete municipios con riesgo de despoblamiento una ratio diferente profesor-alumno. Industria tiene un Decreto de Transporte Combinado por el que se va a poner un proyecto piloto en Liébana para llevar a Potes, en un mismo autobús, a los niños al colegio, los mayores al médico, al mercado, al banco. Las cercanías es una asignatura pendiente que estamos reclamando al Estado porque nos permite cohesionar territorio, fundamental para llevar servicios a los pueblos. Desde Administración Local vamos a poner cajeros automáticos en los 39 municipios con riesgo de despoblamiento en los que están cerrando sucursales bancarias.

La comunidad ha impulsado la creación de la Macrorregión Atlántica. ¿Qué beneficios puede aportar a Cantabria?

Es un proyecto extraordinario que está impulsando el País Vasco y en el que vamos de la mano con ellos. La formamos territorios de Cantabria, Francia, Portugal, todos con similitudes comunes. Ahí está el tren hacia el País Vasco que vamos a impulsar desde aquí. Y es una oportunidad para trabajar con el Reino Unido. Tenemos que conseguir que España y los que más vemos dañado nuestro comercio y nuestro transporte marítimo con Reino Unido recibamos esos dineros que llegarán de Europa por el Brexit. Vamos a apostar por esta grandísima oportunidad, y creo que lo vamos a conseguir.

La incorporación de Marcano fortalece al Gobierno y al PRC

El PRC apoyó la iniciativa del PP que censura el decreto aprobado por el Gobierno Central que permite retrasar el desahucio de los llamados ‘okupas’. Sin embargo, el diputado regionalista José María Mazón, apoyó y voto a favor de ese decreto. ¿Hay dos PRC? ¿Existe una posición clara sobre ese problema que afecta a muchos municipios de Cantabria?

El PRC fue el primer partido que llevó al Parlamento el tema de los ‘okupas’, precisamente por la experiencia en municipios como Polanco, donde ha sido una lacra durante muchísimo tiempo. A veces es complicada una coordinación total y absoluta, pero no hay dos PRC. Para nada. Si se ensamblan bien las piezas del puzle se puede integrar la postura de José María Mazón en la del PRC de Cantabria, que ha sido básica y esencial desde el principio para regular este asunto por los cauces que se tienen que regular. No hay otra alternativa que coger al toro por los cuernos, y  se lo vamos a pedir al compañero de Gobierno, que es quien tiene la competencia.

La reciente incorporación de Marcano al Gobierno ha creado una gran Consejería con cinco departamentos. ¿Puede esto afectar a las relaciones en el Ejecutivo?

Con el socio de Gobierno no crea ninguna fricción, al contrario, creo que fortalece el Gobierno. Y fortalece al partido, porque además de continuar con un consejero regionalista, ahora tenemos un presidente del Puerto regionalista, que nunca lo tuvimos. Por lo tanto, el PRC está fortalecido en una posición como el Puerto, que en muchas circunstancias es más que una Consejería. Tenemos un proyecto por delante en el que apuesta el Gobierno, que es La Pasiega, y ahí tenemos un consejero con capacidad y experiencia como Javier y un presidente del Puerto que sabe lo que se trae entre manos. Creo que eso va a ser la clave para poder llevarlo a cabo.

No hay marejada política en el PRC. Seguimos manteniendo el partido muy unido

¿Y en el PRC? ¿Puede ser un indicativo de cambios en el futuro de la dirección del partido?

El partido está como estaba. Marcano es vicesecretario del partido, lo ha sido siempre y lo seguirá siendo. El partido, cuando respiró, fue cuando se le absolvieron de todos sus cargos. De eso ha pasado un tiempo, por lo que es lógico y normal que ocurriese esto. Ha sido una decisión exclusivamente del Presidente. El partido está muy bien y goza de muy buena salud. Siempre digo que tenemos unos estatutos extraordinarios que nos permiten trabajar durante tres años y medio. El Congreso del PRC es en noviembre del año anterior a las elecciones, y hasta entonces todo el mundo está trabajando. No hay marejada política en el PRC, no como en otros partidos, que tienen primarias a mitad de legislatura. Eso rompe cualquier equilibrio de trabajo. Cuando llega el Congreso se abre el melón y empezamos a trabajar para las elecciones. Seguimos manteniendo el partido muy unido y trabajando mucho con nuestros cargos que están en la oposición y que están solos al frente de pedanías.

Es la consejera más cercana al Presidente. ¿Se volverá a presentar?

En mi opinión sí, y es algo que me parece extraordinario.

Comentarios