jueves 9/12/21

El curso académico para los cerca de 38.000 alumnos de Educación Secundaria Obligatoria (ESO), Bachillerato y Formación Profesional que hay matriculados en Cantabria ha arrancado este miércoles con normalidad, según ha informado el Gobierno regional.

Una cifra de alumnos que puede verse ampliada, fundamentalmente porque no ha concluido el período extraordinario de matriculación de Formación Profesional, ha precisado el Ejecutivo. Asimismo, más de 4.500 profesores, que ya se han incorporado a los centros, impartirán clases en los distintos institutos de la Comunidad Autónoma.

La consejera de Educación, Marina Lombó, ha realizado una visita al colegio La Salle de Santander y al IES Muriedas en este primer día lectivo, en donde ha destacado que la incorporación del alumnado de Secundaria se afronta en esta ocasión con una "mayor tranquilidad", una vez vacunados los docentes y con el 72,6% del alumnado mayor de 12 años con una primera dosis. "La situación es un poco de mayor acercamiento a la normalidad con las precauciones que contemplan los protocolos", ha dicho al respecto.

Además, Lombó ha resaltado como "elemento fundamental" de este curso el hecho de que los mayores de 12 años vacunados con pauta completa no tengan que guardar cuarentena tras obtener un resultado negativo en PCR, según lo establecido por la Dirección General de Salud Pública, "una decisión que permitirá al alumnado no perder horas lectivas", ha recordado.

"Las cosas las tenemos más planificadas, afrontamos el curso con mayor seguridad y con la experiencia del año pasado. Los centros tienen sus planes de contingencia, más cercanos a las necesidades y con probada eficacia como consecuencia de la experiencia, con lo que la previsión es que todo sea mucho más fácil", ha subrayado.

A pesar de este optimismo ha recordado que la prudencia es la "clave" necesaria para afrontar la situación, al tiempo que ha expresado su confianza en los equipos docentes y la comunidad educativa, que "afortunadamente está viviendo este año la situación de otra manera diferente".

Para el director del colegio La Salle, José Manuel Merino, el curso se encara con mucha confianza, tras la situación de incertidumbre y miedo del pasado año. En este sentido ha señalado que el colegio se ha demostrado como un "lugar seguro" por lo que ha felicitado a familias y alumnado por su responsabilidad. Merino ha manifestado su deseo para que este año "sea muy positivo" y permita al alumnado disfrutar de experiencias académicas y emocionales enfocadas a que la actividad y rutina cada vez sea más normal.

El colegio La Salle ha acogido hoy la presentación de Secundaria y Bachillerato, y también este miércoles ya ha comenzado en horario normal la actividad lectiva de Infantil y Primaria, funcionando con normalidad el servicio de madrugadores y comedor.

Por su parte, para el director del IES Muriedas, Javier López, la mayor situación de miedo y desconocimiento se vivió el pasado año. En su opinión la pandemia ha servido para demostrar que la educación presencial se ha revelado como algo "básico e imprescindible, interactuar con los alumnos es muy importante y vernos las caras". Según ha manifestado este año "estamos mucho más tranquilos", las medidas y el protocolo organizativo es muy parecido y ya se constatado que es "efectivo y funciona", ha remarcado.

En la visita al IES Muriedas, donde la consejera ha podido inspeccionar algunas de las mejoras realizadas en el centro, ha estado acompañada por la directora de Innovación Educativa, Mercedes García y el vicepresidente del AMPA, Alfonso Bustamante, que ha puesto de relieve la posibilidad que se abre este año, con cierto relajamiento en las restricciones, para poder ampliar las actividades extraescolares. Bustamante ha destacado su satisfacción por el éxito del pasado curso escolar, que en un inicio no apuntaba a la posibilidad de asistir de forma presencial durante todo el año.

NOVEDADES EN FORMACIÓN PROFESIONAL

En el ámbito de la Formación Profesional, la Consejería oferta este curso 234 títulos de 23 familias profesionales, 97 de Grado Medio, 103 de Grado Superior y 34 ciclos de FP Básica, la oferta "más amplia de la historia de Cantabria", según ha dicho la consejera.

La oferta formativa para este curso 2021-2022 crece en un total de 30 grupos, 17 nuevos grupos son de primer curso, 6 cursos de especialización, a los que hay que añadir 7 nuevos grupos de segundos cursos, que se suman a los 108 ciclos formativos distintos que ya se impartían en la región.

Desde la Consejería de Educación se ha puesto especial énfasis en los cursos de especialización, estudios dirigidos a alumnos que ya tienen el título de Formación Profesional y quieren continuar su formación para adquirir conocimientos especializados en uno de los campos que abarcan sus estudios.

En el pasado curso se han implantado tres y en este se implantarán otros seis: Instalación y mantenimiento de sistemas conectados a Internet; Ciberseguridad en entornos de las tecnologías de operación; Desarrollo de videojuegos y realidad virtual; Mantenimiento de vehículos híbridos y eléctricos; Inteligencia artificial y Big Data y Mantenimiento y seguridad en sistemas de vehículos híbridos y eléctricos.

Como nota destacada dentro de las novedades relativas a FP el Ejecutivo cántabro apuesta por el bilingüismo, destacando que en este curso ya serán 14 los ciclos formativos de grado superior que propondrán módulos profesionales en doble oferta, ordinaria y en inglés que incluirán en su horario lectivo un importante refuerzo de la enseñanza del idioma orientado al desarrollo de la comunicación dentro de su entorno profesional.

Comentarios