miércoles 20/10/21
EDUCACIÓN

Lombó apuesta por restar los dos días lectivos de las vacaciones a final de curso, pero está "abierta a negociar"

marinalombo
marinalombo

La consejera de Educación de Cantabria, Marina Lombó, ha asegurado que está "abierta a negociar" con la Junta de Personal Docente el calendario escolar del presente curso, que se tiene que modificar tras las vacaciones escolares de la primera semana de noviembre, que fueron suspendidas por el Gobierno regional para frenar los contagios del Covid aunque la Justicia tumbó después la decisión del Ejecutivo.

De este modo, los alumnos tuvieron que ir a clase lunes y martes, no así desde el miércoles al viernes, una vez se conoció la resolución judicial. Y aunque el planteamiento de la Consejería es 'restar' esas dos jornadas lectivas a final de curso, su titular ha afirmado que está "abierta a negociar" con los sindicatos, aunque ha reiterado que, en principio, la oferta de la Administración es descontar esas dos jornadas del final de curso, en junio.

Lo ha manifestado así este lunes a preguntas de los periodistas en la rueda de prensa en la que ha presentado los presupuestos de su departamento para 2021, y en la que también ha sido cuestionada por la huelga educativa convocada a propósito, precisamente, de la supresión de ese primer periodo de descanso escolar del presente año académico, acordada días antes de iniciarse las vacaciones. La regionalista ha evidenciado que los sindicatos están "en su derecho" a convocar esa huelga, aunque a su juicio, "motivos, no hay muchos" para la misma.

Finalmente, sobre las peticiones de dimisión o cese formuladas desde diferentes ámbitos debido precisamente a la confusión generada en la comunidad educativa y en las familias, Marina Lombó ha contestado que desde el 8 de julio de 2019, cuando tomó posesión de cargo, está al igual que el resto de consejeros del Gobierno de Cantabria "a disposición del presidente", Miguel Ángel Revilla.

Comentarios