miércoles 25/5/22

La Portavoz del Colectivo de Estudiantes, Clara Haro, ha querido pasar también por el programa de radio La Mirilla,  presentado por Álvaro Sáenz, para trasmitir la opinión que tiene este colectivo sobre la EBAU que se celebrará, como todos los años, al finalizar  bachiller. Además, Haro, será una de los 2.450 estudiantes que se darán cita con esta prueba para poder acceder a la universidad.

Sobre cómo está viviendo estos días antes de presentar  a los exámenes de la EBAU, Haro cuenta que los está viviendo “agobiada”, y que, en el momento de la entrevista telefónica con Sáenz se encontraba de camino a la particular para preparar las últimas cosas. Cuenta que, la sensación que los alumnos sienten en ese último curso de bachiller y la última semana antes de los exámenes de estrés y de que “no llegas a dar lo que tienes que dar porque hay muchísimo temario que realmente no se ha dado, o sea ha dado por encima y tienes que sintetizar en una semana”, expresa Haro. Ante esto, confiesa que lo que tienen que memorizarse los estudiantes no es algo “significativo” porque “es algo que dentro de unos años no lo voy a saber, las tengo que memorizar ahora por las tengo que saber”, añade como ejemplo el examen de Historia de España, en el que entran 33 preguntas, “y me las tengo que memorizar todas de pe a pa”.

Respecto al temario correspondiente, la portavoz del colectivo explica que lo que se hace en muchas asignaturas es “reducir el temario del curso en comparación con lo que es el temario de la EBAU”. Además, cuenta que en algunos institutos se basan en las preguntas y “no dan nada más de historia”, al igual que en Lengua y Literatura, “donde solo se da aquello que va a entrar en la EBAU”. Como portavoz de su colectivo, no están de acuerdo con esa prueba, que para ellos es “un sistema que no valora el esfuerzo de los estudiantes” y propone la revisión de los temarios, “porque al final me estás valorando como máquina de memorizar”. Además, se atreve a proponer la eliminación de esta prueba y que cuente el trabajo realizado en curso.  

“Los estudiantes los días previos a la EBAU estamos confusos porque estamos tomando decisiones a última hora”

Habla también de la diferencia entre las universidades públicas y privadas. “En la pública, estudias los conocimientos impartidos por el Estado mientras que en la privada no está la intervención del Estado”, algo que concluye explicando que “es algo complicado y no tengo una respuesta concreta”.

Muchos de los estudiantes todavía no saben a qué carrera acceder a pocos días de presentarse a la EBAU, algo que determinará también en muchos casos la nota de corte de cada grado. Clara está entre estudiar medicina y biología, y sobre la incierta decisión de algunos estudiantes, Haro explica que “estamos confusos porque estamos tomando decisiones a última hora. En el caso de mi hermano hizo la EBAU y decidió en el último momento”, cuenta como anécdota Haro. Asimismo, en cuanto a esa incertidumbre y confusión, señala la relevancia y la importancia que se le da a la prueba, “porque es lo que determinar tu futuro”, a lo que Haro se  para a pensar y cuestiona, “¿cuál es ese futuro?”. Confiesa que cuando entras al último curso tienes en mente estudiar un cosa, pero según el alumno va teniendo ese curso las notas en la mano es una cosa u otra, es decir “son decisiones muy variables de personas de 17, 18 y 19 años, no sabemos dónde estamos pinados”.

En relación a la información, Haro considera que no es mucha la información que se les ofrece sobre los grados. Para la portavoz del Colectivo, “nos informan en bachiller de que la universidad abre sus puertas para que la gente se informe pero no te explican desde allí las asignaturas de una carrera”, explica por ejemplo sobre la falta de información. A lo que añade por ejemplo, las notas de corte o las comunidades donde se ofertan las carreras a las que un alumno quiere acceder.

Comentarios