jueves. 11.08.2022
EDUCACIÓN

Denuncian “maniobras antidemocráticas” para vetar que se trate la privatización de la orientación en los centros

Orientadores educativos levantan pancartas a favor de este servicio público en un acto con cargos de la Consejería
Orientadores educativos levantan pancartas a favor de este servicio público en un acto con cargos de la Consejería

El Sindicato STEC ha denunciado “maniobras antidemocráticas” para vetar que se trate la privatización de la orientación en los claustros escolares, mostrándose además muy crítico con la decisión de la Consejería dirigida por Marina Lombó de concertar la orientación en los colegios privados.

Para STEC, esta “concertación afectaría a los trabajadores públicos y el conjunto de nuestro sistema educativo”

El sindicato mayoritario en el ámbito de la Educación considera que esta medida es una “modificación grave del modelo educativo de Cantabria, donde hasta el presente curso son trabajadores públicos de los equipos de Laredo, Camargo, Santander, Torrelavega, Reinosa y San Vicente de la Barquera quienes realizan este servicio, como garantía del rigor y autonomía que requiere”, lo que consideran una “línea roja inaceptable”, motivo por el cual se iniciaron las movilizaciones de protesta como la que tuvo lugar en la inauguración de unas jornadas de formación para orientadores que la Consejería había organizado en la privada Universidad Europea del Atlántico.

Como señala STEC en un comunicado, el sindicato, junto al resto de organizaciones que representan al profesorado cántabro, envió un escrito a los centros públicos tanto para informar al personal como para proponer los debates y votaciones en los claustros sobre esta medida, que “legalmente es el órgano de participación fundamental del profesorado”.

“Sin embargo, desde varios centros han informado de que varios inspectores (que no representan a la totalidad ni a la mayoría del servicio) han estado maniobrando en las últimas fechas para persuadir a las direcciones de incluirlo en el orden día, censurando así que el profesorado pudiera tratar y posicionarse democráticamente respecto a esta medida”, denuncia el sindicato, que recuerda que los claustros tienen atribuidas “múltiples competencias”, entre las que se incluyen fijar los criterios de orientación del centro, conocer las relaciones con las instituciones y, en su caso, empresas de su entorno, así como elaborar propuestas e informes sobre asuntos de su competencia.

Para STEC, esta “concertación” del servicio de orientación en los colegios privados-concertados “afectaría a los trabajadores públicos y el conjunto de nuestro sistema educativo”, por lo que el claustro es “competente para posicionarse al respecto, pese a lo que han estado desinformando varios inspectores en las últimas fechas”.

Por tanto, “coartar el tratamiento en este organismo de una modificación de las condiciones de trabajo de los equipos de orientación psicopedagógica y lo que de ellas deriva supone un grave ataque a la libertad ideológica y la libertad de cátedra”, continúa el sindicato en su comunicado, revelando que ya se ha puesto en contacto con la Dirección General de Inspección para que se corrigiera “esta actitud antidemocrática”, aunque asegura que “ha sido en vano”.

“Nos preguntamos qué miedo tienen a que las decisiones de Consejería se puedan conocer, debatir y votar democráticamente en los claustros, por los trabajadores”, señala la organización, que revela además que “varias decenas de claustros docentes de Cantabria han transmitido su apoyo ya, por unanimidad o mayoría, al escrito de la Junta” a pesar de las “presiones de inspectores”.

Con todo, reconocen que “en otros centros, la censura y el miedo se han impuesto, viéndose imágenes propias de otros tiempos, con el profesorado reuniéndose en un ‘aparte’ para firmar el documento de manera individual”.

El sindicato concluye afirmando que “pese a estas maniobras antidemocráticas” van a continuar “informando de las políticas de Marina Lombó y sus consecuencias, recabando apoyos de todo tipo, impulsando movilizaciones para evidenciar el rechazo masivo que genera esta medida, sin cesar hasta conseguir que recapaciten y rectifiquen su intención de privatizar servicios públicos”.

Comentarios