lunes 6/12/21

Los trabajadores de Nestor Martin continúan a la espera de que el Gobierno de Cantabria decida qué postura toma respecto a la nueva línea de crédito de 1,5 millones de euros que ha solicitado la empresa al Ejecutivo cántabro, que se sumarían a los 18 millones de euros que, según Juan José Sota, consejero de Economía, Hacienda y Empleo, gastó el Gobierno del PP en la fábrica de estufas de Maliaño.

Para el secretario general de MCA-UGT Cantabria, Luis Alberto Diez Sañudo, “la inyección de dinero exageradamente alta y sin control ha llevado a la situación delicada que existe ahora mismo”.

En este aspecto, Sota denunció públicamente hace unos días que Nestor Martin fue una “apuesta personal del anterior presidente del Gobierno de Cantabria, Ignacio Diego (PP), que en el PSOE se vio como "fallida, un proyecto que ha consumido mucho dinero público.”

Tanto Sota como Diez Sañudo coinciden en que “el nuevo Gobierno tiene una patata caliente” y que se debe a algo “heredado del anterior ejecutivo del PP”.

El secretario general de MCA-UGT Cantabria ha señalado que el futuro de la factoría pasa por ver “si entre unos y otros se le puede dar una viabilidad a la empresa y sobre todo a los trabajadores”. Sobre el papel del Gobierno, Diez Sañudo opina que “debe mirar las cuenta, el dinero del que disponen y el futuro que podría tener la empresa”.

Sota resume la realidad de Nestor Martin en “una situación económica muy complicada, lo que hace que tenga algunas limitaciones para actuar en relación a avales, reestructuración de deudas o de créditos, lo que supone una dificultad añadida para ayudar a Nestor Martin”.

Por su parte, Diez Sañudo la califica como “muy complicada”.

Comentarios