miércoles 8/12/21
ECONOMÍA

Los sindicatos reclaman un cambio en el modelo productivo

Los datos del paro reflejan, a juicio de CC.OO., UGT y USO, las políticas erróneas y los niveles de precariedad laboral que ha alcanzado Cantabria.

Logo de Comisiones Obreras
Logo de Comisiones Obreras

El aumento en el número de parados registrado en el mes de agosto en Cantabria, que lideró este incremento a nivel nacional, ha generado duras críticas entre los principales sindicatos de la región, y ha evidenciado la necesidad de un cambio de modelo productivo. Así lo cree la secretaria de Empleo de Comisiones Obreras (CC.OO.) en Cantabria, Laura Lombilla, para la que es necesario un modelo “que no esté basado en la estacionalidad”, de modo que el mercado laboral deje atrás “la fragilidad que sufre en la actualidad”.

Para Lombilla, dicha fragilidad se debe a las “políticas erróneas e injustas” que se han desarrollado hasta ahora. Asimismo, ha asegurado que el incremento en 1.880 personas, lo que supuso un 4,41% más que en julio, tiene como origen “la finalización de los contratos que realizaron a principios de año las corporaciones locales y a la finalización del periodo estival”.

Además, ha recordado que “más del 51% de los parados inscritos en las oficinas de los servicios públicos de empleo no cobran ningún tipo de prestación”, algo que “empobrece la región y hace que sea más complicado salir de la crisis”.

La secretaria de empleo ha incidido igualmente en el retroceso experimentado en los contratos, que se han reducido en un 32,34% en el caso de los indefinidos y un 26,58% en el de los temporales. “Estas cifras alarmantes muestran la situación tan delicada” por la que pasa Cantabria, ha afirmado Lombilla, quien ha manifestado su preocupación por el “continuo aumento mes a mes” de los contratos temporales firmados.

Tal y como señala en un comunicado, este tipo de contratos alcanzó el 95,41% del total, lo que según la representante de CC.OO. significa que “cada vez es más difícil tener un trabajo fijo”. El hecho de que el 4,59% sean contratos indefinidos implica que “son muy pocos los afortunados” que pueden disponer de una cierta estabilidad laboral.

Final de verano nefasto

Por su parte, la secretaria de Empleo y Formación de UGT en Cantabria, Ana Belén Álvarez, ha asegurado que los datos confirman un “final de verano nefasto” para el empleo, pues es el mayor incremento del paro desde 1996, fecha en que se iniciaron las estadísticas oficiales.

“El mercado laboral en Cantabria sufre una parálisis más que preocupante, y sus niveles de precariedad están en máximos históricos, por lo que no es de extrañar que lideremos el incremento del desempleo nacional pese a ser una comunidad autónoma muy dependiente del turismo”, ha afirmado Álvarez.

La sindicalista ha lamentado en un comunicado que, pese a que se habla mucho de “recuperación económica y de que el turismo en Cantabria ha evolucionado muy bien este verano”, la realidad es que “en el empleo no salimos de la crisis y más bien vamos a peor”. En este sentido, destaca los 852 desempleados más en el sector servicios que hace un año, algo que obliga a plantearse un “nuevo patrón de crecimiento” en la región.

Componente estacional

El sindicato USO también ha denunciado el componente estacional del crecimiento experimentado en la creación de empleo de los últimos meses. En un comunicado ha asegurado que la finalización de la época estival ha dejado ver "con claridad meridiana" que Cantabria "tiene un problema con el empleo estable alejado de la terraza y el chiringuito veraniego".

A su juicio, las "buenas cifras de empleo" de los últimos meses tenían un componente estacional que "con los primeros chaparrones" se ha diluido, enfrentando la región "a su cruda realidad", que la sitúa en las primeras posiciones de destrucción de empleo.

USO ha defendido que la comunidad "no puede estar al albur del  turismo, por muy importante que sea", y que es necesario "un cambio y un rumbo". En este sentido, el sindicato considera "imprescindible" alcanzar un consenso para "marcar un horizonte real  de modelo productivo y saber hacia dónde caminamos".

Afiliados a la Seguridad Social

La reducción de afiliados a la Seguridad Social, que en agosto alcanzaron las 273 personas (un 0,13% menos) confirma, en opinión de CC.OO., que “no existe la recuperación económica que nos han intentado vender”, y que el patrón de crecimiento se basa en “empleo estacional con contratos precarios y temporales”.

En similares términos se ha manifestado UGT, para el que es un “signo evidente” de la tendencia negativa del mercado laboral cántabro. Y es que, según señala Ana Belén Álvarez en su comunicado, es la primera vez en los últimos ocho años que se reduce este dato.

Comentarios