lunes 20/9/21
ECONOMÍA

Santander elevará el dividendo de 2018 un 4,5% y pagará en efectivo el de 2019

Ana Botín
La presidenta del Banco Santander, Ana Botín

El consejo de administración de Banco Santander propondrá incrementar un 4,5% el dividendo con cargo a los resultados de 2018, hasta los 0,23 euros por acción, mientras que el correspondiente al ejercicio 2019 se abonará íntegramente en efectivo, según ha anunciado este viernes la presidenta de la entidad, Ana Botín, a los accionistas de la entidad.

El dividendo correspondiente a 2018 se abonará en cuatro pagos, tres en efectivo de 0,065 euros por acción y otro de 0,035 euros correspondiente al programa de dividendo flexible de la entidad, que permite a los accionistas recibir el dividendo en acciones.

De cara a 2019, la intención del máximo órgano de gobierno de Santander es abonar el dividendo íntegramente en efectivo en dos pagos, uno a cuenta en noviembre y otro complementario en mayo del año siguiente.

Según la presidenta de Santander, esta nueva estructura de pagos "no supone una reducción de la remuneración total para el accionista respecto a la modalidad de pago anterior". Además, el nuevo esquema de pagos es más eficiente al reducirse los costes operativos.

Asimismo, ha aprobado el pago de un dividendo complementario con cargo al ejercicio 2017 de 0,06 euros por acción el próximo 2 de mayo, según ha informado la entidad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El último día de negociación de las acciones con derecho al cobro de dicho dividendo será el jueves 26 de abril. A partir del día siguiente, 27 de abril, ya cotizarán ex-dividendo.

Con el dividendo complementario aprobado este viernes, la retribución total a los accionistas por los beneficio del ejercicio 2017 asciende a 0,22 euros por título, lo que supone un alza del 4,76%, respecto al año anterior. De este modo, Santander distribuirá entre sus accionistas casi 3.000 millones de euros.

Banco Santander obtuvo un beneficio atribuido de 6.619 millones de euros en 2017, lo que supone un aumento del 7% respecto al año anterior, tras registrar un cargo neto de plusvalías y saneamientos de 897 millones. El año próximo, la entidad elevará un 4,5% el dividendo, hasta los 0,23 euros por acción, y en 2019 la entidad abandonará su programa de dividendo flexible para distribuirlo íntegramente en efectivo, según informó Botín durante el encuentro.

POPULAR

En relación a la adquisición de Banco Popular, Botín ha comentado que permitió la "vuelta a la normalidad operativa" del banco tras la importante fuga de depósitos, "sin afectar a la estabilidad del sistema financiero y sin utilizar ayudas públicas".

"Seguimos trabajando en la integración, que avanza según lo esperado", ha agregado la presidenta del banco cántabro, que ha indicado que la operación ha resultado ser "muy buena" para todos los accionistas, para el conjunto del sistema bancario español y europeo y para la sociedad en general.

Botín, además, ha reiterado que el objetivo del banco tras la compra de Popular, que ha permitido a la entidad recuperar el liderazgo en España, es "no perder un solo cliente".

BRECHA SALARIAL

Por otro lado, Botín ha indicado este viernes que el banco tiene previsto eliminar la brecha salarial entre hombres y mujeres en 2025, un objetivo que considera "ambicioso", pero factible.

La presidenta del banco cántabro atribuye la diferencia total en la retribución de hombres y mujeres a que estas últimas ocupan menos puestos directivos en el banco.

"La entidad tiene el objetivo de eliminar la brecha salarial en 2025, es un objetivo muy ambicioso, pero pensamos que lo podemos hacer", ha espetado Botín.

Por otra parte, Botín ha solicitado que el crecimiento en España sea inclusivo, "que los españoles que más sacrificios han hecho durante estos años de crisis, también se beneficien de la recuperación".