domingo 22/5/22
CAMARGO

"Sabe que su propuesta no es legal" y responsabiliza a Movellán de que los vecinos "vayan a pagar más"

La alcaldesa de Camargo, Esther Bolado (PSOE), ha instado al portavoz del PP, Diego Movellán, a reconocer que ha "metido la pata" al votar en contra de la rebaja del tipo del IBI y la plusvalía propuesta por el equipo de Gobierno PSOE-PRC en el Pleno de esta semana, y le ha emplazado a "rectificar". 

Movellán y Bolado
Según la alcaldesa, la propuesta del PP conllevaría una merma en la recaudación municipal de cerca de 600.000 euros

Después de que el Pleno rechazara con los votos del PP y el concejal no adscrito Marcelo Campos la rebaja del tipo del IBI al 0,458% y de la plusvalía al 25%, para compensar el aumento del valor catrastral, la alcaldesa ha afirmado este viernes en rueda de prensa que es un "hecho muy grave" que va a repercutir en un aumento del 5% en los recibos de 11.000 unidades familiares.

La propuesta fiscal de Movellán es "ilegal, descabellada y temeraria" y tiene informes en contra del interventor y el secretario

Bolado ha dicho que es un "duro golpe" para los vecinos, que "van a ver cómo sus recibos suben" y van a ser los "máximos perjudicados" por la "soberbia y la actitud irresponsable y profundamente insolidaria" del exconcejal de Servicios Sociales y de los diez concejales del PP, que con su voto han impedido que el Ayuntamiento congele los impuestos en 2017.

Al mismo tiempo, ha destacado que la propuesta fiscal de Movellán es "ilegal, descabellada y temeraria" y tiene informes en contra del interventor y el secretario.

El PP proponía aumentar al 5% la bonificación en el IBI para los recibos domiciliados; una rebaja del 50% en la plusvalía, aumentar del 60 al 85% la bonificación en este impuesto para descendientes que hayan vivido en el domicilio del fallecido los dos últimos años; y la exención total de la tasa de apertura de negocios, lo que a juicio de Bolado, "únicamente beneficia a las grandes empresas".

Según la alcaldesa, la propuesta del PP conllevaría una merma en la recaudación municipal de cerca de 600.000 euros, con lo que el Ayuntamiento "incurriría en déficit e incumpliría la Ley de Estabilidad Presupuestaria". Bolado ha criticado que el exalcalde proponga ahora desde la oposición una bajada de impuestos "inviable" cuando durante su legislatura los subió "año tras año".

La regidora ha dicho que a Movellán, "que se acaba de asegurar un suelo que ronda los 70.000 euros" como diputado en el Congreso, "solo le mueven sus intereses personales" y ha remarcado que su propuesta "obligaría a suprimir subvenciones, bonificaciones y exenciones" a los que más lo necesitan, para compensar la pérdida de ingresos.

Los vecinos"van a ver cómo sus recibos suben" y van a ser los "máximos perjudicados" por la "soberbia y la actitud irresponsable y profundamente insolidaria" del exconcejal de Servicios Sociales y de los diez concejales del PP

Bolado, que ha estado acompañada por el concejal del PRC Eugenio Gómez, ha insistido en que la única propuesta "legal" es la presentada por el equipo de Gobierno y ha explicado que "ahora tenemos un problema de plazos" porque el IBI tiene que estar en vigor el 1 de marzo y sólo daría tiempo a volver a debatir su modificación en el Pleno de enero. "No hay margen, estamos muy justitos", ha reconocido.

Por ello, ha señalado que está "en manos del PP rectificar" y ha asegurado que "no hemos cerrado la puerta a que aporten y sumen". De hecho, ha explicado que el concejal de Hacienda, Héctor Lavín (PRC), emplazó a Movellán en la comisión a hacer una propuesta "seria y viable" para poder negociar, pero no sólo no lo hizo sino que fue "más allá" y votó en contra de la propuesta del equipo de Gobierno, lo que a juicio de Bolado, le convierte en "el único responsable de que los vecinos vayan a pagar más en 2017".

Ante la presión, Movellán desea iniciar iniciar una negociación "sin líneas rojas"

El portavoz del PP en el Ayuntamiento de Camargo y exalcalde, Diego Movellán, ha dicho que está "deseando recibir una llamada del equipo de Esther Bolado (PSOE-PRC) para iniciar hoy mismo una negociación "sin líneas rojas y con solo una exigencia: que no hablemos de congelar impuestos como ellos han propuesto sino de una rebaja real y ambiciosa que se note en los bolsillos de los vecinos".

Movellán ha defendido este viernes el diseño fiscal presentado por el PP en el pasado Pleno, con la que los camargueses "dejarían de pagar 500.000 euros de impuestos en un año", algo que en su opinión es "perfectamente viable con tan solo reducir gastos tal y como señalan los informes del secretario y del interventor que no hablan de ilegalidad alguna -ha dicho-, solo de la necesidad de equilibrar ingresos y gastos".

El PP ha propuesto una reducción del 50% en la plusvalías y de hasta un 5% en el IBI, "una rebaja notablemente más ambiciosa y social" -dice- que la del equipo de Gobierno, que proponía bajar el tipo del IBI al 0,458% y la plusvalía al 25%, y fue rechazada con el voto en contra del PP y el exconcejal de Servicios Sociales, el edil no adscrito Marcelo Campos.

 

Comentarios