domingo 23/1/22

El número de parados registrados en las oficinas de empleo bajó en 593 personas en julio en Cantabria, lo que supone un 1,37% menos que en junio y un 8,8% menos que en el mismo mes del año anterior, hasta totalizar 42.615 personas sin trabajo, según ha informado este martes el Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

De este modo, el paro descendió en Cantabria mensualmente menos que la media española (1,8%) pero superó levemente la caída interanual, que en el país fue del 8,4%.

Hasta julio, Cantabria encabezó durante seis meses consecutivos la reducción interanual del paro en España, lo que llevaba haciendo desde que comenzó el año.

En España, número de parados registrados en las oficinas de los servicios públicos de empleo bajó en 74.028 personas en julio, su mayor descenso en este mes desde 1998, hasta situarse en 4.046.276 personas.

Con el recorte de julio, el paro encadena seis meses de descensos tras haber bajado en febrero, marzo, abril, mayo y junio en 13.500, 60.200, 119.000, 118.000 y 94.727 desempleados, respectivamente. Además, la caída del paro registrada en julio de este año ha sido más del doble a la experimentada en este mismo mes el pasado año, cuando se redujo en 29.841 personas.

En Cantabria, de las 593 personas que encontraron trabajo en julio, la práctica totalidad, 577, lo hicieron en el sector servicios. Así, cuatro personas se emplearon en la industria, dos en la agricultura y 36 pertenecían al colectivo sin empleo anterior. Solo hubo un sector en el que se incrementó el desempleo, el de la construcción, con 26 personas.

Aún así, el sector servicios sigue aglutinando a más de la mitad de los demandantes de empleo en la región al sumar esta actividad económica 28.703 parados, seguido muy de lejos de la construcción (con 5.473 parados), la industria (3.926), el colectivo sin empleo anterior (3.902), y la agricultura (611).

Más de la mitad de las personas apuntadas al paro en Cantabria al finalizar los siete primeros meses del año eran mujeres, 21.976, frente a 20.637 hombres, y el grueso del total tenían más de 25 años (39.542, respecto a 3.073 menores de dicha edad). Entre el primer grupo, los mayores de 25 años, eran más numerosas las mujeres (20.613 frente a 18.929), mientras que en el segundo (los menores de 25) eran mayoría los hombres (1.708 respecto a 1.365).

Extranjeros 

Del total de parados apuntados a las oficinas del antiguo Inem en julio en Cantabria 3.805 eran extranjeros, lo que supone 172 menos que en junio (-4,3%, por encima de la caída del 3,3% de la media española).

Si se compara con igual mes de 2014, el desempleo entre este colectivo se recortó en julio en la región un 9,1%, al contabilizarse 385 inmigrantes menos sin trabajo, con todo, por debajo del descenso medio del 9,2%.

La mayor parte de los extranjeros que buscaban trabajo en Cantabria son de países extracomunitarios, 2.599, frente a 1.206 que proceden de estados europeos.

Y el grueso de todos ellos buscaba empleo en el sector servicios (2.193), seguido de la construcción (594), la industria (160) y la agricultura (152). Además, 706 de los inmigrantes parados en la región no han tenido trabajo con anterioridad.

Contratos 

El descenso del paro en julio en Cantabria se acompañó de un aumento de la contratación, ya que durante el mes pasado se rubricaron en la región 25.062 contratos, 2.721 más que en junio (+12%, el cuarto mayor repunte por comunidades y el triple que el incremento medio del 4%) y 3.636 más respecto a igual mes del año pasado (+16,9%, el tercer incremento más alto por comunidades y  superior a la media del 9,1%).

No obstante, más de nueve de cada diez firmas fueron de contratos temporales, en concreto 23.819 frente a 1.243 contratos indefinidos.

Comentarios