lunes. 27.06.2022

Liberbank registró un beneficio neto atribuido de 125 millones de euros durante el primer semestre de 2015, lo que supone un incremento del 3,5% respecto al mismo periodo del año anterior, según ha informado la entidad.
El grupo ha subrayado que en el primer semestre del año consolidó la "positiva" evolución de los indicadores de rentabilidad del negocio minorista, de calidad de sus activos y de crecimiento de la actividad crediticia, manteniendo una "sólida" posición de liquidez y de solvencia.
El margen de intereses creció un 15,5%, hasta 251 millones de euros, al tiempo que el margen recurrente del negocio minorista consolidó su evolución positiva, con una aportación al margen de intereses de 103 millones, un 21% superior respecto al mismo periodo de 2014, y una mejora del margen comercial minorista de 41 puntos básicos.
El volumen de activos en mora (excluidos los activos protegidos por el EPA) en el segundo trimestre del año se redujo en 90 millones, disminución por quinto trimestre consecutivo, y que en términos interanuales supone una reducción de la cifra de activos dudosos del 9%.
La tasa de mora, pese a la caída del 6,7% del saldo vivo de inversión crediticia no EPA, se situó en el 10,3%, 0,4 puntos inferior al trimestre anterior.
Los resultados por operaciones financieras ascendieron a 161 millones, un 39,5% menos, procedentes de la materialización de la gestión activa de la cartera de renta fija, lo que ha permitido dotar anticipadamente el coste del plan de bajas incentivadas que se prevé comenzar a ejecutar a final de este año, estimado en 111 millones de euros.

Situación de los trabajadores
A pesar de haber obtenido un beneficio neto atribuido de 125 millones de euros durante los primeros seis meses del año, Liberbank continúa en Cantabria con un Expediente de Regulación de Temporal de Empleo (ERE) que afecta a 293 empleados.
Esto supone que casi un 40% de la plantilla cántabra se encuentra con una reducción del salario y de la jornada de un 30%. Y así se mantendrá hasta julio de 2017.

Cambio de señalética
Caja Cantabria está dejando de ser “    La Caja de todos” para convertirse en Liberbank, fruto de la fusión de Caja Cantabria, Caja Astur y Caja Extremadura. El banco obtuvo en el año 2014 un beneficio neto atribuido de 117 millones de euros y tiene casi dos millones de clientes en las más de 1.045 oficinas que operan en toda España.
El fin de Caja Cantabria comenzó el 23 de mayo del 2011, momento en el que se constituyó Effibank (posteriormente Liberbank). Ya el 20 de septiembre del 2014, Caja Cantabria dejó de existir como entidad financiera y pasó a ser una Fundación Bancaria, y el nombre “Caja Cantabria”, una marca comercial de Liberbank, hasta que en abril de este año decidieron que ese sería el nombre comercial con el que se operaría en toda España.
Este cambio de marca comercial y su correspondiente remodelación de la imagen y señalética se prolongará hasta principios de 2016. En Cantabria existen 144 oficinas de dicho banco y son muchas las que ya no tienen ningún tipo de vestigio de Caja Cantabria. Este periódico se ha puesto en contacto con el departamento de comunicación de Liberbank para conocer el proceso de remodelación de la marca en Cantabria, pero no han facilitado ningún dato.
En la actualidad, solo existe  la Fundación Bancaria Caja Cantabria, que tiene un escueto 6,387% del accionariado de Liberbank, y la Obra Social Caja Cantabria, que cada vez cuenta con menos presupuesto.
En el aspecto social, cabe recordar que recientemente fueron desalojados un gran número de integrantes de la PAH (Plataforma de Afectados por las Hipotecas) de la oficina de Liberbank en la calle Burgos en Santander mientras intentaban forzar la negociación para evitar que varias familias fueran desahuciadas. Los participantes fueron identificados y se someten a multas de hasta 600 euros.
Lejos quedan los años en los que “la Caja” patrocinaba a nuestros equipos de élite, un Racing de primera, un balonmano europeo y un baloncesto de ACB que llenaba “el Trueba de Torrelavega”. Lejos quedan también los años en los que los carteles de “la Caja” en las boleras de toda Cantabria brillaban como si fueran nuevos, y, más lejos aún, la Fundación que continuamente realizaba actividades y eventos. 
Y esto es debido a que ya no es “la Caja”, ahora es Liberbank, un banco alejado de Cantabria y que tiene su oficina lejos de los intereses de aquí.

Comentarios