jueves. 30.06.2022

El Gobierno del PP también se olvida del AVE para Cantabria en 2016

El Ministerio de Fomento recoge numerosas obras de alta velocidad que conectarán 10 provincias de la geografía nacional, entre las que no se encuentra nuestra región.

Zamora ya tiene AVE, pero Cantabria debe esperar a un tren de altas prestaciones
El AVE no llegará a Cantabria en 2016

La ministra de Fomento, Ana Pastor, asegura que su Ministerio “apuesta por la eficiencia y la sostenibilidad de las inversiones en infraestructuras de obra pública” en los Presupuestos Generales del Estado de 2016. Pero la eficiencia y la sostenibilidad están más que en entredicho: las pérdidas del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) se disparan en los PGE al conectar por AVE otras 10 provincias más de la geografía nacional, consolidando a España como la segunda red de alta velocidad más larga del mundo solo por detrás de China.
Sin embargo, Cantabria no está entre ellas. En el Proyecto de Presentación de los PGE por parte de Fomento se incluyen varias obras más, pero las que se prevén terminar “a corto plazo” son las que conciernen a las 10 provincias, además de una extensión del AVE gallego. Para empezar, está el AVE a Zamora incluido en el Corredor Noroeste, en concreto en el tramo Olmedo-Lubián-Ourense-Vigo.
Sin salir de Castilla y León, se prevé que el AVE llegue a Palencia, León y (aunque no es castellano-leonesa) el Principado de Asturias, gracias a las obras que concluirán inminentemente en la Variante de Pajares (466 millones entre llevar el tren a la capital leonesa y la apertura del interminable túnel de Pajares). Asturias habrá de conformarse con la variante, y el resto se cubrirá por vía convencional.
Castilla y León, tierra de paso, no termina ahí: la conexión Valladolid-Burgos también llegará próximamente, y la actuación de Fomento –que incluye la alta velocidad hasta Vitoria, que no abrirá por el momento- asciende a 260 millones. El esfuerzo inversor en estas capitales de provincia castellanas, donde los núcleos de población no rebasan nunca los 200.000 habitantes, son en parte causantes de las pérdidas de 333,8 millones en Adif, un 22% más que en 2015 según los Presupuestos.
Entre otros proyectos destaca la llegada del AVE a Castellón vía Valencia, que se enmarca dentro del “Corredor Mediterráneo”, o la llegada del AVE a Murcia vía Alicante, dentro del mismo capítulo. El tren rápido conectará ambas capitales este año, pero no se sabe cuánto destinará Fomento a cada trayecto porque las obras en el tramo Barcelona-Tarragona-Castellón-Valencia-Alicante-Murcia saldrán por algo más de 800 millones. El AVE también alcanzará Granada por Antequera, y concluirán asimismo las obras Sevilla-Cádiz (28 millones), avanzarán las del AVE Sevilla-Huelva (83 millones, aunque este tramo tardará más en abrir) y se dará un impulso esencial a la conexión con la frontera portuguesa.


Un “engaño” para el Colegio de Caminos
El efecto del recorte en la inversión que los Presupuestos Generales del Estado (PGE) prevén para Cantabria en 2016 ha sido valorado por el decano de la demarcación en Cantabria del Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos, Enrique Conde, quien los ha calificado de “engaño”. Para Conde “todos los años sucede lo mismo, siempre igual, somos los últimos para el Estado”.
Según el decano de los ingenieros cántabros, “los presupuestos para inversiones en materia de infraestructuras se limitan al pago de obras que actualmente están en marcha, algunas de ellas incluidas en las Cuentas del Estado desde hace una década”. En este sentido ha hecho referencia a “la fase final de la autovía Solares-Torrelavega, que se lleva más del 60% del presupuesto para el próximo ejercicio”.
Desde el Colegio de Ingenieros de Caminos se tacha de “tomadura de pelo” los presupuestos, ya que se destinan menos de 10 millones de euros para distintas actuaciones que la región lleva reclamando desde hace una década, entre las que ha destacado el tercer carril de la autovía Santander-Torrelavega, el desfiladero de la Hermida, la integración ferroviaria, la línea de alta velocidad, etc.
Para Conde, “el presupuesto real que el Gobierno central ha estipulado para inversión en infraestructuras en Cantabria es francamente decepcionante para el sector y un claro agravio comparativo respecto a todas las comunidades de España”.
Como ejemplo de esta situación de desventaja, Conde destaca que sólo un tramo del AVE de la Y vasca tiene de presupuesto 100 millones de euros, mientras que todas las obras de Cantabria para el año 2016 "tienen una consignación presupuestaria inferior a 10 millones de euros".
Ante esta situación de "agravio", el Colegio "tiende la mano" al Ejecutivo cántabro para cuantas reivindicaciones se tengan que hacer desde la región al Gobierno central "para reparar esta situación y dotar a Cantabria de las partidas necesarias para revitalizar su situación económica, algo impensable si se carece de las infraestructuras necesarias", concluye.

Comentarios