martes 7/12/21
SALUD

Día Mundial de la Salud: 7 consejos para una alimentación de 10

Decir adiós a los azúcares refinados o comer 5 veces al día, dos de las bases para una educación saludable.

insalata
Medir cada cosa que comes y contar cada caloría solo puede conseguir que no disfrutes de nada

Hoy se celebra el Día Mundial de la Salud, una jornada muy destacada en la que queremos poner especial hincapié en los hábitos alimenticios que pueden ayudarte a conseguir una salud de hierro y una vida muy plena.

Y es que comer bien no significa "estar a dieta" sino mantener unas sencillas pautas que te llevarán a sentirte mucho mejor por fuera y por dentro. Porque muchas veces el cansancio generalizado que sentimos y que se alarga durante todo el día o el aspecto apagado de nuestra piel se deben a que nuestra alimentación no está siendo del todo correcta.

Es verdad que el actual ritmo de vida no nos permite pararnos mucho a pensar en lo que nos llevamos a la boca, pero hacer un pequeño ejercicio de reflexión antes de lanzarse a la máquina de snack de nuestra oficina, puede traducirse en una acción que nuestro organismo nos agradecerá.

Pautas de una alimentación sana y equilibrada

1º.- Come de todo pero sin abusar

Las dietas milagro que prometen acabar con tus kilos de más a golpe de eliminar alimentos de tu dieta son un arma de doble filo. No solo porque recuperarás lo perdido en pocos meses sino porque la base de una buena alimentación es una dieta equilibrada donde no falten los azúcares, hidratos de carbono, proteínas y lípidos (grasas). Eso sí, siempre dando mayor protagonismo en nuestro plato a las proteínas y grasas de origen vegetal que a las de animal.

2º.- Cuidado con las raciones

Esperar a la hora de la comida para atiborrarse con un súper menú no ayudará a tu organismo. Por eso, es mucho mejor realizar cinco comidas al día para comer pequeñas raciones y no acabar nunca con la sensación de pesadez que puede provocar una gran comilona.

3º.- Dí "no" al azúcar refinado

Si piensas que no tomas mucho azúcar porque nunca lo echas en tu café o eres más de refrescos light estás muy equivocado. El azúcar refinado está en la mayoría de productos industriales que tomamos, desde snacks salados a chocolatinas o todo tipo de galletas o bollería industrial. Por ese motivo, da carpetazo a los productos industriales y pásate a todo lo artesanal. 

4º.- Baja el sodio y lánzate al potasio

Cuando en las botellas de agua mineral veas el 'indicada para la preparación de alimentos infantiles y dietas pobres en sodio' no pienses que no va contigo. El exceso de sodio no ayuda nada a tu sistema circulatorio y menos si sufres retención de líquidos, esa que tiene mucha parte de culpa en la tan odiada celulitis. Por ese motivo, deja a un lado los productos con mucha sal y déjate seducir por el potasio comiendo plátanos y hortalizas como las habas o el brócoli.

5º.- ¡Qué no falte la vitamina C!

A partir de ahora conviértete en amigo de todos los alimentos ricos en vitamina C como las frutas cítricas, el tomate o el brócoli. Y es que además de ayudarte en su cuerpo conseguirás una piel más radiante gracias a su poder sintetizando el colágeno presente en nuestra dermis.

6º.- Sí al agua y no al alcohol

Beber dos litros de agua al día tiene innumerables beneficios para tu salud pero si luego el fin de semana te pasas con el gin tonic los resultados difícilmente se notarán. Por eso, reduce el consumo de alcohol y empieza a disfrutar de los zumos de frutas y verduras naturales que tanto furor han causado entre las celebritis. Ahora que llega el buen tiempo son la mejor manera de refrescarte y mantenerte hidratado.

7º.- No te obsesiones

Y por último y más importante no te obsesiones. Medir cada cosa que comes y contar cada caloría solo puede conseguir que no disfrutes de nada.  Así que nada obcecarse, solo trata de cambiar poco a poco tus hábitos para conseguir pasito a pasito una alimentación 10 donde los productos naturales tenga todo el protagonismo y lo industrial quede relegado al olvido.

Comentarios