domingo 28/11/21

Cantabria junto con las comunidades Aragón, Extremadura, Castilla-La Mancha y Comunidad Valenciana, todas gobernadas por el PSOE, han vuelto a rechazar este miércoles el reparto del déficit en el que puede incurrir cada Administración Pública en los próximos años, ya que consideran que el Gobierno central debería hacer un esfuerzo mayor y, al mismo tiempo, ser menos exigente con las comunidades autónomas.

El consejero de Economía y Hacienda de Cantabria, Juan José Sota que participa en el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) ha expresado su disconformidad con el reparto del déficit, señalando que los ciudadanos manifestaron con su voto en las últimas elecciones autonómicas que "hay que dar prioridad" a los servicios básicos y, por lo tanto, que se debe flexibilizar el objetivo para las comunidades.

En el caso de Cantabria la deuda pública se ha multiplicado por dos, y supera los 2.500 millones de euros, lo que supone el 20,4% del PIB. En lo referente al déficit el pasado mes de junio ya se había superado el margen establecido para todo el ejercicio 2015. Por lo tanto es absolutamente imposible de cumplir.

Otros asistentes han reclamado que el cumplimiento de los objetivos se pueda hacer de forma "razonable", con "una senda más suave y en un plazo asumible", y aplicando medidas que "no supongan mayor sacrificio" y "recortes" que repercutan sobre la vida de los ciudadanos.

Por su parte, los consejeros de las comunidades autónomas gobernadas por el Partido Popular han mostrado su conformidad con el hecho de que el objetivo de déficit marcado para 2016 sea el mismo para todas las autonomías.

Comentarios