viernes. 12.08.2022
ECONOMÍA

Cantabria es la comunidad que menos crece por la caída de la industria y la agricultura

El PIB regional logra un avance del 2,6% en 2015, por debajo de la media nacional, logrando aumentos en construcción, comercio, transporte y hostelería.

Sota atribuye los datos a los "cuatro años perdidos" del Gobierno del PP.

Consejería de Economía y Hacienda de Cantabria
Sede de la Consejería de Economía, Hacienda y Empleo

Cantabria fue la comunidad autónoma en que menos creció el Producto Interior Bruto (PIB) en términos de volumen, con un avance del 2,6%, lo que supone 0,6 puntos menos que el incremento medio del 3,2% registrado en España, según la Contabilidad Regional de 2015 publicada este miércoles por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

El INE explica que el PIB de Cantabria, la región que menos creció el año pasado, se vio afectado en gran medida por el descenso en términos de volumen del valor añadido asociado a los sectores de agricultura (-2,7%) e industria (-0,4%) y, en menor medida, de los servicios, aunque las actividades financieras y de seguros retrocedieron un -1,9%.

Por contra, los aumentos más significativos se han registrado en la construcción (6,1%), comercio, transporte y hostelería (5,2%) y actividades profesionales (5,0%).

En los últimos cinco años, el PIB por habitante ha caído un 2% en Cantabria

El PIB a precios corrientes anotó aumentos en la construcción (6,5%), actividades profesionales (5,1%), comercio, transporte y hostelería (4,9%), administración pública, educación y sanidad (2,4%), actividades artísticas, recreativas y otros servicios (2,0%), información y comunicaciones (1,7%) y en las actividades inmobiliarias (0,5%). Por el contrario, disminuyó en agricultura, ganadería, silvicultura y pesca (-2,7%), en las actividades financieras y de seguros (-1,9%) y en la industria (-0,4%).

En términos de PIB per cápita, Cantabria se encuentra en novena posición por comunidades con 20.847 euros, un 0,03% superior al del año anterior, aunque también por debajo de la media nacional fijada en 23.290, con un aumento interanual del 0,04%.

Además, en los últimos cinco años, el PIB por habitante ha caído un 2% en Cantabria pues en 2011 estaba en 21.285 cuando en España ha remontado casi un 1,7%.

Políticas del PP

El consejero de Economía, Hacienda y Empleo, Juan José Sota, ha lamentado estos datos, y lo ha atribuido a la política económica del anterior Gobierno regional del PP. El consejero ha asegurado que en estos últimos cuatro años el PP "no ha tomado ninguna decisión en cuanto al cambio de modelo productivo para Cantabria, ni en cuanto a la potenciación de sectores y actividades económicas estratégicas para un crecimiento sostenido en Cantabria y, sobre todo, para fomentar la creación de empleo de calidad". "Han sido cuatro años perdidos para la actividad económica regional", ha añadido.

Sota ha reconocido que la evolución económica y el crecimiento de una región "no se cambia de la noche a la mañana"

El consejero ha reconocido que la evolución económica y el crecimiento de una región "no se cambia de la noche a la mañana", pero ha destacado que el actual Gobierno "se ha puesto las pilas desde el comienzo de la legislatura" y "ha adoptado medidas concretas como la recuperación del diálogo social, con agentes económicos y sociales, y a la creación de la mesa especial de cambio de modelo productivo y las políticas activas de empleo".

"Las medidas que está tomando este Gobierno van a permitir que Cantabria en un futuro recupere sus tasas de crecimiento por encima de la media nacional, como las que registraba en la pasada legislatura", ha asegurado Sota.

Datos nacionales

En cuanto al global de la economía española, creció un 3,2% en 2015 gracias al empuje de todas las comunidades autónomas, con once de ellas creciendo por encima del 3%, según la Contabilidad Regional de 2015 publicada este miércoles por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Los datos reflejan que la Comunitat Valenciana fue la que registró el año pasado un mayor crecimiento de su PIB en términos de volumen, con un avance del 3,6%, seguida de Madrid y Cataluña, con alzas del 3,4% y del 3,3%, respectivamente.

Tras estas tres comunidades, otras cuatro mostraron un crecimiento real de su PIB muy similar a la media nacional del 3,2%. En concreto, Baleares y Castilla-La Mancha se situaron ligeramente por encima de la media, mientras que Andalucía y Galicia se quedaron algo por debajo.

En total, cinco comunidades crecieron en 2015 por encima del promedio nacional y doce, más Ceuta y Melilla, lo hicieron por debajo.

El menor repunte del PIB se dio en Cantabria (+2,6%), seguido de Aragón y de la ciudad autónoma de Melilla (+2,7%); La Rioja y Canarias (+2,8%); Castilla y León y Navarra (+2,9%); Ceuta y Extremadura (+3%), y País Vasco, Murcia y Asturias, con un crecimiento del 3,1% en todas ellas.

El INE ha resaltado que todas las comunidades autónomas, más Ceuta y Melilla, crecieron el año pasado por encima del dato estimado para el conjunto de la UE-28 (1,8%).

Estadística ha atribuido el liderazgo de la Comunitat Valenciana al crecimiento económico regional a la evolución de la industria manufacturera, "sensiblemente más favorable" que la observada a nivel nacional, y a la mejora de la construcción.

Madrid lidera el PIB por habitante

Si se analizan los valores de PIB por habitante, Madrid fue la comunidad que presentó en 2015 un mayor importe (31.812 euros), un 36,6% superior a la media española (23.290 euros). Le siguieron País Vasco y Navarra, con 30.459 y 28.682 euros, respectivamente, cifras un 30,8% y un 23,2% superiores al promedio nacional.

Junto a Madrid, País Vasco y Navarra, otras cuatro comunidades autónomas superaron la media nacional de PIB por habitante: Cataluña (27.663 euros), Aragón (25.552 euros), La Rioja (25.507 euros) y Baleares (24.394 euros).

Por el contrario, Extremadura presentó el menor PIB per cápita (16.166 euros), un 30,6% inferior a la media nacional, seguida de la ciudad autónoma de Melilla (17.173 euros) y Andalucía (17.263 euros), cuyo PIB por habitante se encuentra un 25,9% por debajo del promedio español, en tanto que el de Melilla es un 26,3% inferior.

Comentarios